El inicio del programa ya auguraba mucho drama y llanto. En los avances pudimos ver que los chicos recibieron de sorpresa llamadas de sus familiares. Eso arrancó lágrimas de nostalgia. Pero quien también se puso sentimental fue Mare Cevallos, quien no tuvo reparo en expresar su incomodidad y dolor de ver a Andrés pretendiendo a otra concursante.

A Andrés le tocó ir a la casa de las chicas y algunas de las mujeres que estaban sentadas con él y Andrea, incitaban a que se besaran. La tensión iba subiendo y pasó. Mare, que estaba en la otra sala vio todo, se paró enojada y dijo “amigos... nos estamos conociendo como amigos. Me encanta”, dijo de manera sarcástica.

Luego la ecuatoriana se echó a llorar, manifestó que era injusto que se besaran en frente de ella y no consideraran sus sentimientos. Sus palabras alcanzaron a Andrea, dijo que dejaba mucho que pensar de ella como mujer el hecho de que nunca le dijera que tenía un interés en Andrés. También dijo que era “una muchacha”, refiriéndose a que es inmadura y que a su edad (21) nadie está buscando a una persona para formar una familia. Más tarde llegó la presentadora y todo se reunieron a conversar. Andrés, por su lado, sostuvo que Andrea no lo persiguió ni se metió en la relación que antes tenía con Mare, sino que él la buscó para darse una oportunidad luego de que su conexión con Cevallos se desvaneciera.

Por otra parte, Melissa y Renier son amigos por ahora (amigos que se gustan). Ella lo tiene a prueba a él después de que saliera a la luz que sea había besado con Shirley fuera del programa (mientras ya estaba con Melissa). De ahí… Griss y Miguel dan pasos para atrás. Él quiere ir más lento, no se siente preparado, o al menos es lo que ha expresado. Ella, por su lado, se cuestionaba entonces porqué en el viaje él la besó. Miguel dijo que con un beso se comienza y que después las personas profundizan. La conexión de Griss y Miguel continúa, pero a paso lento.

En esa reunión de todo el grupo la sorpresa fue la videollamada con algunos padres de familia. La primera fue la mamá de Andrés quien lo apoyó y se hizo notar orgullosa de su hijo. Sostuvo que la mujer indicada para él será la que Andrés escoja.

Luego fue el turno de conocer a María Rosa, la mamá de Austin. Ella no se pierde ni un capítulo y a lo que todos les sorprendió es lo joven que es la madre del participante. “Ojala la vida me regale a alguien como mi mamá”. Griss fue la última en recibir la sorpresa de su familia; de su mamá. Lamentó no poder estar en los momentos más importantes para su familia como cumpleaños. (E)