El actor de 59 años decidió contar la historia de su enfermedad que actualmente se encuentra en fase metastásica, lo que le provocó parálisis en la parte inferior del cuerpo. “He estado lidiando con ese diagnóstico durante casi los últimos tres años... Está en la etapa 4, así que eventualmente, me atrapará”, dice.

Conocido por los seguidores de la serie Friends como Gunther, James Michael Tyler fue diagnosticado de cáncer de próstata en el año 2018 y dicha enfermedad desde entonces se ha extendido a los huesos y la columna vertebral, provocando inmovilidad en las piernas, según recoge el portal web Infobae.

Cáncer de próstata: el innovador tratamiento que puede combatir uno de los tipos de cáncer más comunes entre los hombres

Tyler es el menor de seis hermanos e hijo de un capitán retirado de la Fuerza Aérea y una ama de casa.

El cáncer, según narra el actor, mutó porque se descuidó durante la pandemia al perder una prueba. Hasta ese momento, el actor únicamente recibía una terapia hormonal, lo que le permitió poder seguir con su vida cotidiana, pero con el tiempo la situación empeoró.

“Todo lo que tenía que hacer era tomar una pastilla por la mañana y por la noche, y boom, la vida era bastante normal... Me sentía bien, honestamente. No tenía síntomas, no sentía ningún síntoma. Y fue muy fácil de regular”, explica.

Pese a que se encuentra recibiendo tratamiento de quimioterapia agresivo, decidió aparecer en la reunión televisiva de Friends el mes pasado, aunque fuera de forma telemática, a través de Zoom, porque no quería “decepcionar” a sus compañeros y arruinar el momento contando sobre su diagnóstico.

Tyler no deja pasar el tiempo y aprovecha para elogiar a su compañera de vida, dice que es su esposa, Bárbara, quien le da “fuerza absoluta” durante toda esta batalla y asegura que lamenta de no haberla escuchado y acudir a un chequeo antes. Por lo que aconseja a sus seguidores masculinos a hacerse pruebas de detección de PSA, un antígeno prostático específico que puede indicar signos de la enfermedad, y comparte el siguiente mensaje: “No te rindas. Sigue luchando. Y ten metas. Establece metas. Mi meta el año pasado fue llegar a mi 59 cumpleaños. Lo hice, el 28 de mayo. Mi meta ahora es ayudar a salvar al menos una vida dando a conocer esta noticia”. (E)