A las 05:45, si usted escucha en televisión la frase ‘levántate, cuerpo vago’, significa que la presentadora Mayra Montaño, a quien el público conoce mayoritariamente como La Bombón, ya está al aire con el programa El despertar de la noticia, en RTS. Este mes, la también concejala cumple dos años de labores en este canal, sin embargo, su carrera en comunicación empezó hace más de una década, en la radio.

“Yo empecé en un programa propio, para mí solita. Yo nunca había trabajado en radio, pero el dueño confió tanto y se ponía molesto porque creía que le tomaba el pelo porque decía que yo sí tenía experiencia en radio. Antes de conocer el mundo de la radio yo era ama de casa a medio tiempo y una mujer a medio tiempo. Trabajaba en mi hogar, tengo mis dos niñas, y me dedicaba mucho a mi casa, era caserita. Yo le digo a mi gente: yo era mandarina, yo estaba en mi casa, vivía del sueldo de mi esposo”, cuenta la periodista que ha trabajado en emisoras como RSN, Teleradio y radio Canela.


“Yo me he convertido en vendedora, me he convertido en empleada pública, me he dedicado a realizar pininos en los campos ligados con la política, he creído, yo he trabajado hasta de tinterilla. Yo creo que más allá de ser Mayra Montaño una mujer sencilla, me he llenado de una chispa, dándole picante, así como me ve, así soy todos los días, ni yo me aguanto a veces, no sé de dónde me salen tantas cosas, desde pequeña he sido vivaracha”, Mayra Montaño.

Publicidad

Agradecida por el cariño del público desde su tiempo de locutora radial, La Bombón prefiere no hablar de su edad, sino de su trabajo. “Hay cosas en el mundo que la gente no puede saber, los pelos que tiene un gato y la edad de la mujer”, dice la periodista a este Diario.

Televisión

Su ingreso a la pantalla chica nacional, admite, se debe a su trabajo. “Yo no he tenido la necesidad de tocar puertas y no lo digo porque soy de otro planeta, no he tenido la necesidad de entregar carpetas, al menos en estos tiempos, cuando era jovencita sí. Pero cuando ya me di a conocer me llamaban, me buscaban, se peleaban por tenerme en sus radios”, cuenta.

Fue durante su tiempo en radio Canela, en la que laboró por más de cinco años, que los directivos de Canal Uno comenzaron a fijarse en ella. “Marcel Rivas, de Canal Uno, me empezó a ver, porque tenía una oficina en el edificio (...) me llamaron y me dijeron que querían que estuviera en la televisión”, dice.

Durante los siete años, aproximadamente que laboró en dicho canal (entró en el 2011), Montaño intervino en tres producciones: el noticiero matinal, la revista Divinas y Los Confiables.

“Al principio me llamaron para hacer voz en off, para que le meta locura, fuerza al programa, pero al día siguiente me pusieron como presentadora del programa Divinas”, revela.

Durante su vinculación a Canal Uno, Montaño incluso recibió la propuesta del periodista José Delgado para hacer un programa juntos, uniendo el estilo de ambos en un solo programa.

Publicidad

En RTS, el televidente comparte con La Bombón gran parte de la mañana. A las 05:45, con El despertar de la noticia, con José Luis Arévalo, y a las 08:00 está en Noticias de la comunidad, con Hugo Gavilánez y Rosa Elena Vásconez.

“Yo estoy segura, convencida, de que estos dos años que he recorrido con RTS no han sido en vano. Dios me ha permitido llegar y el pueblo, la teleaudiencia, ese público que cuando lo haces mal te cuestiona y te señala y ese mismo público que cuando lo haces bien te envía ese abrazo imaginario”.

Su espontaneidad y energía cuando presenta las noticias han sido motivo de memes y videos virales, cuando comete algún error al aire. Y aunque existen quienes la critiquen, su estilo y personalidad es la que atrae también al televidente que durante sus vacaciones dejaron varios mensajes en sus redes sociales diciéndole cuánto la extrañaban. “Hay una frase que dice que uno debe saber reírse de sí mismo (...) yo me siento muy bien cuando la gente con mis errores es feliz. Y fuera de broma, si yo veo que la gente es feliz, así sea a costa de burlarse o sorprenderse yo me siento bien. Cuando fue el asunto de los guineos, en la pandemia, yo me equivocaba a cada rato”, menciona.

Durante el primer año de la pandemia, cuenta Montaño, ella no se contagió y logró mantenerse trabajando a diario. “Yo mantuve el horario en la pandemia, yo mantuve la presencia, a pesar de mis memes, de mis equivocaciones, eso mantuvo al público atento y me decían: Bombón, sin ti no sé cómo podríamos haber sobrellevado esta crisis. Conmigo se sentían alegres, hasta reíamos”, sostiene.

“Hay personas que dicen ‘yo soy una dama y tengo que comportarme como una dama’. Una cosa es ser dama y otra cosa es ser real, yo soy una dama y soy una mujer real (...) a mí no me da vergüenza, yo la vergüenza se la regalé al burro hace tiempo, es por eso que soy como soy y vivo como vivo, y disfruto como disfruto, a mí no me interesa el qué dirán, a mí no me interesa lo que piensen, si yo me hubiera detenido a pensar en lo que dirán o piensen de mí, o a decir trágame tierra, solo he dicho bueno, a correr que todo es pampa y a trepar que todo es cerro. Para perfecto solo Dios y yo soy una hija de Dios llena de imperfecciones, y en esas imperfecciones vengo haciéndome un autopulido. Esa soy yo, puliéndome he venido desde abajo (...) para estar donde estoy yo, haber vivido lo que he vivido y seguir parada, seguir siendo tentada por muchos espacios, por muchas empresas, seguir siendo tentada, a mi edad, que no es un impedimento, mi color tampoco es un impedimento, la belleza tampoco es impedimento porque hasta la belleza cansa, yo no soy ese tipo de personas, yo vivo mi vida”, enfatiza.

Política

En el 2014, incursionó por primera vez en la política, lanzándose como binomio de César Rohón, como prefecto y ella como viceprefecta. “Llegamos a un empate técnico, por primera vez me lanzaba y fui la sorpresa. También participó para asambleísta en segunda curul, junto con Henry Cucalón. “La gente me dio tanta respuesta, que fui la ganadora rotundamente. Yo estando en el segundo lugar, lo gané y lo pasé, a tal punto que todos me felicitaban. Ahí yo tengo los documentos, sé que he tenido y cosechado mi respuesta, pero no me he valido de eso para sentirme endiosada”, refiere.

Actualmente también se desempeña como concejala. En ese cargo lleva dos años (entró en el 2019). “La política me ha sonreído y agradezco mucho haber afianzado y estrechado la fuerza de trabajo con mi pueblo”, dice. En este sector, trabaja por el bienestar social y sus planes, asegura, van enfocados en el desarrollo y creación de centros de rehabilitación para personas con problemas de drogadicción. (I)

Vacaciones en Estados Unidos

Amiga del cónsul general de Estados Unidos en Guayaquil, Brian Quigley, su vínculo comenzó desde que coincidieron en una sesión solemne. Ella fue invitada para un programa Ecuador habla inglés, de enseñanza gratuita en los colegios. “Yo lo quedaba viendo porque estaba haciendo la introducción en inglés y yo pensaba qué será que me quiere decir, y le digo: por si acaso la tuya, y él se dobló de la risa, y él si entendió y todavía se muere de la risa. Y en la fiesta de la Independencia de los Estados Unidos, coincidimos y se acordaba de lo que nos había ocurrido”, detalla.

“Yo soy bilingüe, trilingüe, cuatrilingüe, después que me haga entender no importa, habla como quieras pero no te mueras de hambre”, Mayra Montaño.

Recientemente estuvo en Miami, localidad estadounidense, donde recibió un reconocimiento de las autoridades de North Miami Beach, homenaje que agradeció y que asegura se debe al respaldo de sus seguidores y teleaudiencia.

“Imagínate que estuve en Miami y una cartera Louis Vuitton valía $2000 y dije. ¿cómo? si yo con $ 2000 me compro la tienda entera de carteras. La cartera no me hace a mí, yo hago la cartera, la Bombón no es la marca ni la ropa, la Bombón es la percha, lo que me pongo me cuesta, humildemente, de mi trabajo.

“Lo que más me gustó de Miami, si te digo la verdad, fueron las compras. Todavía me duelen los brazos, que los cargaba con fundas, parecía cargadora de muelle en pleno centro comercial y sin zapatos, allá nadie te mira, y que rico caminar sin zapatos. Llegaba elegantísima, me decían: beautiful. Parecía MacGyver en ferretería yo”, menciona como anécdota de sus vacaciones.

Imagen

Conocida también por su colorida selección de trajes en sus apariciones en público, asegura que su vestuario lo elige de acuerdo a su estado de ánimo. “A veces voy con un ánimo bien loco y me quiero poner algo loco o a veces me quiero poner algo centradito, a veces quiero que el color transmita la alegría de mi alma, o el color transmita mi tranquilidad, cuando me siento apacible, a veces quiero portarme buena, hoy quiero ser una bebé, y me pongo colores de niña buena. A veces quiero ponerle picardía, de la mujer sexy, hoy quiero ser malvada, soy cambiante. Hoy quiero que vean a la mujer explosiva, que me vean sexy”, sostiene entre risas.

Cuida mucho de su cabello, también usa extensiones de cabello natural, porque según afirma, ‘la mercadería se lo merece’.

Sin pensar en un retiro, reconociendo que en muchas ocasiones le han propuesto cambiarse de canal y trabajar con otros periodistas como Mauricio Ayora (Caterva) y José Delgado, una de las mayores aspiraciones de Montaño es tener un programa en televisión como el de la abogada Ana María Polo. “Siempre me han tentado, no ahora, imagínate, una combinación de Caterva con la Bombón, que en ese tiempo no lo metían a José, eso es para que la gente se quede viendo y no vayan a trabajar. Me han tentado en la televisión, en la política, los partidos políticos no hay uno que no la haya tentado a la Bombón, pero me he aguantado porque me gusta ser fiel”, puntualiza. (E)