Desde el estreno de los dos primeros episodios de la serie de Star Wars y Disney Obi-Wan Kenobi, la recién integrada actriz estadounidenses Moses Ingram (en el papel de la Tercera Hermana, Reva) ha recibido mucha atención, gran parte de ella en forma de comentarios de odio en las redes sociales.

Las cuentas oficiales de Star Wars han reaccionado este 31 de mayo con un mensaje directo a los agresores: “Estamos orgullosos de dar la bienvenida a Moses Ingram a la familia de Star Wars, y emocionados por revelar la historia de Reva. Si alguien pretende hacerla sentir incómoda en cualquier manera, solo tenemos una cosa que decir: Nos resistimos”, difundió la franquicia.

Moses Ingram, nativa de Baltimore, tiene 28 años y ha participado en proyectos de streaming como Gambito de Dama (Netflix). Por ella fue nominada a un premio Emmy en 2020. Audicionó y ganó una beca para la Escuela de Drama de Yale, y obtuvo su maestría en Bellas Artes en 2019. Recientemente develó la figura de acción de su personaje.

Publicidad

No todos los fanes reaccionaron bien al comentario. Algunos alegaron que era mejor haberlo ignorado. Otros apuntaron a la ironía de que esto lo dijera una franquicia que se estrenó con un elenco predominantemente blanco. Muchos resintieron la acusación de racismo y aseguraron que tan solo respondían a “un personaje mal desarrollado”, recordando el amor que ha rodeado a intérpretes de personajes negros como Lando Calrissian (Billy Dee Williams). Culparon a Star Wars, e indirectamente a la actriz, de no poder resistir la crítica.

Pero la posición de Star Wars se reafirmó con el siguiente comunicado. “Hay más de 20 millones de especies sintientes en la galaxia de Star Wars, no elijas ser un racista”. (E)