Con el boom del rock en Latinoamérica, varias fueron las agrupaciones en distintos países que se acercaron a este género y comenzaron a abrirse paso de forma local, inicialmente, hasta llegar a escenarios extranjeros. Entre 1986 y 1987, Troi Alvarado, Douglas Bastidas, Jorge Vallarino y David Rodríguez se unieron bajo el nombre de Tranzas, agrupación que antes de presentar su repertorio de rock, pop-rock y baladas también tuvo su experiencia con estilos como el heavy metal.

Si bien es cierto la banda guayaquileña se disolvió en marzo del 2008, hoy, luego de que una cuenta en Instagram de marca de ropa en Colombia publicara un listado de los mejores grupos de rock latinoamericanos, en el que se menciona a Tranzas, el conjunto nacional se ha convertido en tendencia en Twitter, después de que otro usuario replicara el post inicial.

Aunque este polémico mapa del rock latinoamericano no ha sido seleccionado por un grupo de expertos, académicos o institución antes que un premio ha generado el debate de si los nombres mencionados por cada país son los más idóneos, si representan al género o si hay otros que debieron ser considerados.

En Twitter, 2.408 tuits (hasta el cierre de esta edición) mencionaban a #Tranzas y destacaban el trabajo que hicieron durante sus años de actividad dentro y fuera del país. Entre los tuiteros que intervinieron estuvo el músico ecuatoriano AU-D. El intérprete asegura en su tuit, por ejemplo, que el género del rock es muy amplio, desde el death metal al pop-rock (Maná ha sido premiada como la mejor banda de rock latina).

Publicidad

Para Troi Alvarado, uno de los integrantes y fundadores de Tranzas, el que se genere este tipo de conversación, independientemente de quién esté a favor o en contra, es satisfactorio. “Han pasado muchos años desde que la banda se separó, ha pasado mucho desde nuestro último éxito y último número 1 que tuvimos que fue Morí y eso que hace un año y medio también fuimos tendencia en Spotify porque fuimos el artista más reproducido, ecuatoriano, en la plataforma”, dice.

En efecto, el playlist de Tranzas registra actualmente 1′360.069 oyentes mensuales.

Agradecidos con la gente por el cariño, porque fue algo por ahí que un tuitero reprodujo. En Colombia tuvimos una presencia muy fuerte como banda y me imagino que eso hizo que realizaran esa selección, que es un punto de vista, son perspectivas, no es que sea algo definitivo, siempre va a ser subjetivo. Pero chévere que la gente haya reaccionado así, y me divierte el hecho de la polémica de que si tocamos rock o no. Y realmente somos una banda de rock que terminó haciendo baladas, pero siempre fuimos una banda de rock”, asevera Alvarado.

Para Bastidas, el que fueran elegidos o mencionados dentro de esta lista de agrupaciones latinoamericanas es también un reconocimiento del público. “Me siento halagado, la verdad, no me sorprende tanto porque es una marca colombiana y Tranzas en Colombia llegó a estar en novelas, tuvimos números uno muy importantes. En Colombia tuvimos una carrera chévere y por lo tanto me parece que sí es verdad que no han sido conocidas otras bandas que por ahí la gente sale a defender, es más una cuestión de popularidad”, manifiesta.

La controversia para Bastidas surge por la definición o no de ser una banda de rock por parte del público. “En cuestión de popularidad y de representación, de Ecuador, definitivamente Tranzas es la banda más representativa del país por lo que hizo durante esos 22 años de carrera con el grupo”, asegura.

“En realidad Tranzas sigue siendo la banda número 1, en Spotify, de largo en Ecuador, por encima de Julio Jaramillo que se podría pensar (el Ruiseñor de América registra en dicha plataforma un total de 1′249.559 oyentes mensuales) y eso es algo que sigue pasando al día de hoy. Con Tranzas tuvimos la suerte de tener ese repertorio que se queda en el tiempo, es una cosa que tú no la buscas, tú haces una canción para tres meses, no la haces para 20 años”, asevera Bastidas, quien sostiene además que mucho del repertorio se volvió en temas clásicos para otras generaciones.

Publicidad

Inicios de Tranzas

“Nosotros veníamos tocando heavy metal, esto nadie lo sabe, y en un concierto Douglas (Bastidas) y yo, en un momento de la vida nos unió a través de amigos que fueron los primeros integrantes de Tranzas. El primer baterista Jorge Vallarino y el primer cantante también que tuvimos que cantó Plástica en la versión original, David Rodríguez. Y esa fue, digamos, la primera versión de Tranzas, aunque estuvo también Alberto Vicuña, que después tocó pero la primera alineación fue esa”, detalla Alvarado sobre los comienzos del grupo.

Con bandas ya existentes cuando se iniciaron, como Taller o Clic, su aspiración desde siempre fue crear su propia música. “Queríamos hacer música inédita como Soda Stereo, Los Prisioneros, Charly García, que eran nuestros principales referentes, o Los Enanitos Verdes y de ahí empezamos. Hicimos un par de canciones, una que hicimos Douglas y yo que se llamaba Qué dirán, que sonó y nos hizo firmar con Ifesa, que era la disquera que teníamos en ese tiempo, y luego Plástica que fue un megahit y que es un clásico y fue una canción que compuse en el año 87, esta canción básicamente nos mantuvo arriba durante mucho tiempo y hubo varios cambios aun en la agrupación, pero Douglas y yo estuvimos desde siempre”, menciona Alvarado.

Los integrantes de la alineación más icónica de Tranzas, además de Alvarado y Bastidas, fueron Alfonso Vélez y Alberto Vicuña.

Internacionalización

“Antes de eso hubo muchos cambios, incluso hubo una época que Douglas y yo fuimos un dúo. Con nosotros tocó mucha gente, tocó Xavier von Buchwald, Willy Wong, etc., y el video de Dime si recuerdas, en el que pusimos un platillo volador como uno de los trucos de la producción, sirvió para que nos entrevistara Univisión. Tranzas ya tenía éxito en Ecuador, pero todavía no habíamos trascendido, fue muy pocos años después que tuvimos la oportunidad de firmar con BMG, de esta región Ecuador, Colombia, Perú y Bolivia y pegamos en Bolivia como con seis canciones, fuimos a hacer gira allá. Esa fue nuestra primera experiencia de internacionalización”, recuerda Alvarado. Una experiencia que se dio en el año 87.

Su constancia los llevó a otros territorios, asegura. En el 89, señala el músico, firmaron con una productora que invirtió en el conjunto musical y grabaron videos en Nueva York, luego con otra disquera y lo que al principio fue un grupo local fue expandiéndose.

Alfonso Vélez (i), Troi Alvarado y Douglas Bastidas durante la grabación de un video para Univisión, en Quito, en el 2002. Foto cortesía

“De ahí vino una canción como Un nuevo amor, de Douglas, que explotó a nivel latinoamericano, en México, Estados Unidos, Colombia, y de ahí tuvimos otro número uno después con Morí, que pegó en México y el resto de Latinoamérica, y son esas dos canciones, que son baladas, que obviamente por eso es que la queja entre comillas es mucha porque dicen ‘son baladistas’. Pero siempre fuimos una banda de rock latino, de rock en español, no un rock heavy metal, no un hard rock y cualquiera que ha ido a nuestros conciertos sabe de la energía y espectáculo que dábamos”, puntualiza Alvarado.

Según Alvarado, quien está próximo a publicar un libro de memorias con la agrupación, su base siempre fue el rock latino. “Nosotros realmente somos una banda de rock que pegó con canciones de balada, pero siempre fuimos una banda de rock”, dice.

Admite también que entonces, otras agrupaciones como Cruks en Karnak, Tercer Mundo también sonaban con fuerza. “Siempre tocamos con ellos, Ecuador es tan diverso y tan chévere que la gente no cree en etiquetas, pero me acuerdo que en las giras yo me encontraba con AU-D y con Cruks en Karnak en un mismo concierto y la gente gozaba igual, no se preguntaban si era rock o no, y nosotros tocábamos hasta con Sharon. Hemos tocado con bandas de salsa en shows en el interior, el tema no es si eres rock o no y es chévere que la gente converse sobre ello”, argumenta.

Después del 2000, la carrera de la banda creció, asegura. Colombia fue el país que acogió a los músicos ecuatorianos. “Todo fue un trabajo que se hizo con esta disquera. Empezaron a pasar muchas cosas impresionantes (...) y leía lo que escribía la gente y me parece chévere que no lo tenga que decir yo, cosas como que nosotros de alguna manera dimos ciertos pasos que fueron seguidos por otros. Y luego vino Juanfer (Velasco) que pegó duro en Colombia y nos rebasó y él en Colombia es todo un ídolo”.

Tranzas en uno de los capítulos de la telenovela Pobre Pablo, de RCN Televisión, interpretando su éxito Un nuevo amor. En la escena junto con el actor colombiano Roberto Cano y la actriz Carolina Acevedo.

México

En este país vivieron desde el 2004 hasta el 2006. Hicieron varias giras y sacaron un nuevo álbum. “Tuvimos problemas también normales y quizás ya era el tiempo de separarnos. La separación oficial fue en el 2007, en el último concierto que dimos en Nueva York y dicho esto Estados Unidos, en general, fue una plaza espectacular, no solo por los ecuatorianos que hay allá, sino por los mexicanos que siguieron a Tranzas. Nosotros hicimos una gira con Cristian Castro, en todo el West Coast, en escenarios donde la semana anterior habían tocado Metallica, U2. Eso fue en el 2004. Fueron buenas experiencias que vivimos”, comparte el artista.

La canción Morí, de la agrupación Tranzas, fue incluida en uno de los episodios de la producción dramática mexicana Clase 406 e interpretada por la artista mexicana Dulce María, quien luego fuera parte del grupo Rebelde.