Su presencia en redes sociales ha sonado con fuerza desde el 2017. Snapchat e Instagram fueron sus primeras vitrinas, las que permitieron mostrarle al público su facilidad para la comedia, en primera instancia, y que le abrió paso además a escenarios como el teatro y la televisión local.

Scarlett Córdova es una actriz de la nueva generación. Es parte de los nuevos rostros que, sin necesidad de aparecer en grandes vallas publicitarias o papeles protagónicos de dramatizados, se han ganado el cariño del público por su trabajo en plataformas digitales, la herramienta que además ha servido para que muchos artistas generen ingresos y se mantengan activos durante la pandemia.

“Todo en la vida tiene su ciclo, su cierre, digo yo, con personas, en el trabajo, creo que el ciclo de Chifle Machine fue chévere, lo disfrutamos un montón entre todos, fueron nuestros inicios, quise ahí proyectar la comedia que iba a comenzar a hacer en mis redes sociales. Luego de Chifle Machine, como siempre paso en constante aprendizaje, estudié actuación de cine en otros países, teatro y empecé a tomar este hobbie en serio en mis redes de Instagram, a crear contenido con una buena producción, invirtiendo en equipos y creando contenido con el que la gente se identifique para crear una conexión con mis seguidores”, cuenta la artista de 27 años.

Trabajo en redes en equipo

Ha trabajado en producciones televisivas de Ecuavisa (Sharon, la Hechicera y Sharon, el desenlace) a la par de sus intervenciones teatrales en espacios como Pop Up Teatro Café, sin embargo, la pandemia -como a la mayoría de artistas- los ha frenado de cierta forma en el ámbito laboral convencional (pantalla) por la ausencia de producciones.

Publicidad

Scarlett, quien cuenta con una red de 150.153k de seguidores solamente en Instagram (en TikTok tiene 214,9k) actualmente se ha reunido con un grupo de actores e influencers para darle forma a un proyecto que están produciendo entre ellos para las plataformas digitales. ‘Lo que esconde la playa’ es una micronovela para Instagram (con 10 capítulos), que rememora antiguas producciones dramáticas a manera de parodia. Scarlett actúa aquí junto con Jorge Campozano (quien tuvo la idea original), Víctor Aráuz, Juan Carlos Román, Leonardo Chino Moreira, Gerson Quinde, Álex Vizuete y Gillian Mieles.

“Siempre estoy tratando de cerrar ciclos y de abrir uno nuevo para así aprender. Hemos formado este equipo para crear contenido, para apoyarnos en redes sociales, para colaborar y para trabajar porque en plena pandemia los actores estuvimos en crisis ya que se cerraron los teatros, los canales no están produciendo, estamos verdaderamente todos en crisis, pero los actores muchísimo más”, recalca.

La también emprendedora (tiene su propia línea de trajes de baño) asegura además que la actual plataforma para ellos son las redes sociales. “Creo que ahora que formamos este equipo, todos nos complementamos con la trayectoria de Víctor, nosotros complementándole nuestras ideas y herramientas de redes sociales. He tenido un crecimiento bastante amplio en mi carrera”, añade.

Enfocada en aumentar sus seguidores en cuentas sociales, junto con este equipo también tienen planificado grabar una nueva micronovela con temática colegial/musical. “Queremos, a medida que vaya mejorando el tema del aforo en la pandemia, presentarnos en teatros, en bares, parodiando a grupos musicales”, menciona.

En equipo, sostiene, aspiran a producir una película formato redes sociales. “Queremos hacer comedia, nuestro fuerte, no sé si todos estemos interesados en algo así”, dice.

Escasas oportunidades en medios locales

Quiere estar lista para cuando llegue el momento de hacer castings y la actualización de sus conocimientos actorales es una constante. “Estoy en un taller de acento neutro mexicano ya que mi proyección es internacional, siempre lo he dicho, siempre he dicho que quiero experimentar y probar suerte en otros países”, cuenta la actriz nacida en Pasaje (El Oro).

Publicidad

México, revela, es el primer destino extranjero al que quiere llegar para que su carrera tome una proyección distinta y en la que además pueda asumir papeles más diversos, sin encasillarse. “Me estoy acercando a México con estos talleres, estoy ahorita cursando el tercer mes de acento neutro mexicano, luego de este taller, a la par, voy a seguir otro taller por Zoom, en el que me enseñan a hacer castings por Zoom y para poder hacer mis reels y fotos. Aquí te dan las herramientas para poder vender bien tu imagen”, indica.

Scarlett asegura también que se ha planteado una preparación integral durante este año para sus próximas audiciones. Y sobre este proceso de selección de artistas, dentro del país, revela: “En castings locales, ya para mí el medio televisivo tiene a sus favoritos a pesar de que pase el tiempo y existan estos nuevos talentos, para mí tienen prioridad para los viejos talentos. Yo siento que todavía no he explotado mi talento actoral aquí en Ecuador, por eso es que voy en búsqueda de otro país, a probar suerte, a castear, a tomar talleres porque fíjate que aquí en Ecuador siento que a pesar de tener estos seguidores en Instagram, no he podido potenciar mi talento, no he podido explotarlo”.

Ella comenta que en la mayoría de sus audiciones el papel a interpretar no varía. “Siempre voy a hacer castings para personajes que para mí ya están gastados y ahorita teniendo 27 años, digo, esto no es lo que quiero y si no estoy encontrando lo que me gusta aquí en Ecuador, pues será que tengo que salir a enfrentarme a buscar lo que quiero”, dice.

Ante la pregunta sobre los personajes que le llegan, afirma que ha recibido opciones para interpretar a “la típica chismosa, chismosa caricaturizada a ser la vecina chismosa, la empleada chismosa, porque me ven supercómica y siento que me están encasillando como la chismosa o la cómica, porque en el teatro sí he hecho drama y quiero explotar ese lado, además no culpo a la industria ecuatoriana, no la culpo, porque no hacemos drama tampoco, no culpo que me toquen castings de personajes gastados o caricaturizados porque para mí la televisión ecuatoriana todavía no le da paso al drama, entonces eso ya es de la industria ecuatoriana que no se atreve a hacer terror, suspenso”.

“Te soy sincera, aquí, para mí, estar en la televisión ecuatoriana ya no es mi sueño, vine con ese sueño desde chiquitita, ahora tenemos otras plataformas como YouTube, Instagram, internacionalmente tienes otras plataformas como Netflix, Amazon Prime, entonces yo creo que si aquí existieran esas oficinas de Amazon y Netflix, creo que nosotros nos propondríamos escribir algo y presentárselos. Pero la televisión, a nivel mundial, ya está yendo de bajada”, Scarlett Córdova.

Scarlett, quien comenzó a actuar desde los 19 años, asevera que su sueño y meta más grande ahora “es vivir en otro país, estar en una producción internacional, me encantaría Netflix, ese es mi sueño, de ahí mi sueño general para toda la vida es vivir del cine, viajar, que me toque viajar mientras estoy grabando una serie o película, no radicarme en un solo lugar. Yo tendría una casa en Guayaquil, porque me encanta Guayaquil, me gustaría vivir haciendo series, cine, viajar, grabar y luego salir de viaje”.

La ecuatoriana también admite que desconoce si las redes sociales serán siempre parte de su trabajo, aunque aspira a mantenerlas por igual junto con su carrera. “Creo que iría alternando o tendría mis productores que me editen, tipo Eugenio Derbez, amo a Eugenio Derbez. Me imagino conocerlo, quién quita no sé, amo el humor, lo que ha hecho, lo que ha construido desde hace años, tuvo su serie, sus pelis, ahora está en Hollywood”, refiere.

Discriminación

Según la artista, “en pleno siglo XXI todavía hay rechazo, obviamente aquí en Ecuador existe ese rechazo para las personas de la comunidad (LGBTI), personalmente yo trato de normalizar mi relación, estoy viviendo a plenitud, por eso te digo que las redes sociales y fotos que subimos son nuestras, trato de no darle importancia a los comentarios negativos. Desde que supe que iba a ser actriz, supe que no le iba a caer bien a todo el mundo”, puntualiza.

“No me gustaría ponerme ninguna etiqueta, no me gustaría encasillarme en algo, que la gente piense lo que quiera pensar, soy Scarlett y soy actriz, eso es lo que soy”, refiere.

Añade que en el campo actoral, los estereotipos de hombres y mujeres perfectos ya no existen. “La belleza estereotipada se rompió, se rompió esa barrera y ahorita lo que cuenta es tu inteligencia y tu talento, lo que cuenta es que seas una persona preparada, segura y supertalentosa”. (E)