Con motivo del décimo aniversario de la muerte de Amy Winehouse (1983-2011), su familia y amigos más cercanos, incluida su mamá Janis Collins y su papá Mitch Winehouse, revelan la verdad sobre el ícono de la música británica en un nuevo documental para televisión dirigido por Marina Parker. Reclaiming Amy (Recuperando a Amy) ofrece, según su padre Mitchell, “una imagen más completa de Amy”.

“Intentaron hacerme ir a rehabilitación. Pero dije no, no, no”, cantaba Amy y Reclaiming Amy toma una táctica similar al examinar a la mujer de carne y hueso detrás de las imágenes de los paparazzi. El anuncio se lo hizo apenas cinco meses después de Framing Britney Spears, otro documental de Curious Films.

Recordemos que con solo dos años de diferencia, Spears y Winehouse dominaron los titulares de los tabloides de mediados de la década de 2000 con su público afectado aunque, a diferencia de Spears, la historia de Winehouse terminó en tragedia, con 27 años de edad murió por intoxicación por alcohol en 2011. “Hace unos 18 meses notamos que el décimo aniversario estaba en el horizonte y nos preguntamos: ‘¿hay algo más que contar con la historia de Amy Winehouse que no haya sido cubierto en otras películas antes?’”, dice a Variety, Dov Freedman, cofundador de Curious Films y productor ejecutivo de Reclaiming Amy.

Luego de comunicarse con la madre de Winehouse, Freedman y el otro fundador de Curious Films, Charlie Russell, fueron invitados a su casa para “tomar una taza de té”, donde rápidamente se dieron cuenta de que “había una historia que contar aquí que no se había dicho antes, una versión de Amy que (sus padres) no han podido compartir, de verdad”.

Publicidad

Una vez que ambos estuvieron seguros de que el proyecto tenía vigencia, se lo presentaron a la BBC, que a su vez lo encargó para BBC Two. “Es una época dorada para los documentales y la narración fáctica en este momento”, destacó Freedman. “Hay un gran apetito”. El documental ya se transmitió en Reino Unido.

La vida de Winehouse, por supuesto, ha sido revisada en la pantalla antes, sobre todo en el documental ganador de un Óscar Amy de Asif Kapadia, que recibió algunas críticas de los padres de Winehouse; en Reclaiming Amy, incluso el título del documental puede entenderse como una desaprobación.

“Creo que una de las cosas que (Janis) encontró más dolorosas de la narrativa sobre su hija desde que murió es que provenía de una familia infeliz y sin amor y eso de alguna manera la llevó a problemas en la vida posterior”, aclara Freedman. “Que la narrativa girara en torno a eso, quiero decir, fue increíblemente difícil para Janis, así que creo que eso es lo que hemos intentado hacer con ese archivo (de fotografías y videos familiares) es simplemente pintar una imagen de una niña, una chica muy normal, que venía de una familia muy normal”.

Con Janis y Mitchell en sus 70, y ella sufriendo de esclerosis múltiple, la crisis de COVID presentó un gran desafío para hacer la película. Para Freedman, el reto más grande “era ganar la confianza de las personas en las que queríamos que estén en el filme. Sentimos que era importante que no fuera solo Janis, sino realmente aquellos que estaban más cerca de Amy, que nunca antes habían hablado”.

Sin embargo, una persona cercana a Amy que no aparece en la película es Blake Fielder-Civil, el exmarido de la cantante (2007-2009), quien ha sido acusado de introducirla a las drogas duras. “(Su matrimonio) no es algo en lo que nos detengamos durante mucho tiempo en la película, porque creo que la gente ha escuchado esa historia”, explica Freedman. “Lo que la película está tratando de hacer es redefinir quién era Amy y no está definida por esa relación con Blake y esos doce meses en los que, ya sabes, hubo una lucha bien documentada con las drogas”.

En el tráiler del documental en la BBC se ve decir a Michael Collins, amigo de toda la vida de Amy: “La forma en que Amy resultó no fue porque no se crio bien”, y se ven muchos clips de cómo fue criada. Hay videos caseros y fotografías de ella el día que nació. Hay imágenes de ella interpreta a Betty Rizzo en una producción escolar de Grease, y su poder de estrella es evidente incluso entonces. Prácticamente saca del escenario a las otras Pink Ladies.

Amy Winehouse debutó con el álbum 'Frank' en octubre de 2003. Foto: Shutterstock

Su segundo álbum, Back to Black, convirtió a Amy en una sensación internacional al mismo tiempo que su adicción y bulimia estaban desenfrenadas. Es doloroso ver el desmoronamiento que se acerca. El retrato de la adolescente Amy es muy honesto, en parte porque ella misma lo cuenta. Uno de los toques encantadores aquí es el uso de una entrevista realizada por Catriona, quien estaba practicando para una posible carrera en la televisión. Janis llama a Amy “una criatura volátil”, no sin afecto, pero escuchamos que Amy está de acuerdo. Ella podría ser, admite, “una verdadera mierda” para su madre. A su vez, su madre dice que no sabía cómo domesticar a su hija.

Reclaiming Amy es una película demasiado personal. Se trata de gente que conocía bien a Amy, hablando de sus múltiples y complejas facetas, como superestrella, pero principalmente como hija y como amiga.