En el 2005 la escritora ecuatoriana Sonia Manzano publicó su novela Eses fatales, considerada la primera novela lésbica hecha por una autora local. En su trama propone una relación amorosa entre dos mujeres, Selene y Silvia. La obra transita por las primeras experiencias lésbicas de su personaje Selene, una de ellas con una religiosa de su colegio. La autora contó que su título de «eses fatales» se refiere «al suicidio, la soledad, el sadismo, los sinsabores y los sinfinales». Manzano describió a su libro como “un discurso ginocéntrico en cuyo centro se enlazan las eses y las heces características de la soledad más aplastante”.

Películas, documentales y series LGBT que celebran la diversidad

En conmemoración al Día Internacional del Orgullo LGBT que se recuerda este martes 28 de junio, Universo de Libros presenta una selección de obras de autores ecuatorianos que relatan a través de la ficción y la no ficción las vivencias, luchas y experiencias que han marcado la lucha gay en el país. Los títulos de estos libros fueron sugeridos por La Casa Morada, donde además se los puede adquirir.

En el libro Pasado el tiempo de admiración, su autor se traslada al Guayaquil de principio de siglos para retratar la historia de un joven homosexual que encuentra un espacio donde reconstruir su orgullo frente a la homofobia arraigada en una sociedad que juzga la autodeterminación sexual. El escritor guayaquileño Salvador Elío Galvaz presenta en la novela a Ricardo, un joven introspectivo que acaba de terminar su primera relación homosexual, la que mantuvo en secreto con un antiguo compañero de clases.

“La historia de Ricardo nos lleva por los inocentes y mágicos recuerdos de su infancia y los oscuros traumas de su adolescencia que desembocan en un nuevo trayecto desconocido en el que el sexo y la promiscuidad se convierten en una forma de reafirmación personal”, describe su sinopsis. Es así como Ricardo descubre pequeños espacios de aceptación, nuevas amistades, y el amor toca su puerta con valentía.

Publicidad

En tanto, el libro Inflexión marica, editado por Diego Falconí Trávez, se coloca como una recopilación de ensayos testimoniales y de manifiesto que dan cuenta sobre la identidad gay en América Latina. Esto incluye reflexiones sobre la diversidad gay, el VIH desde el arte y la teoría, los saberes poscoloniales y la sabiduría comunitaria. Esta obra llega bajo el sello de Editorial Turbina.

En el 2017 la activista transgénero Purita Pelayo plasmó en un libro la resistencia y lucha de la comunidad LGBTI en el país, y describió el papel que tuvo la Asociación Coccinelle. Su obra de no ficción ‘Los fantasmas se cabrearon: crónicas de la despenalización de la homosexualidad en el Ecuador’ hace un recuento de los abusos y la persecución policial que vivió esta comunidad durante las décadas de 1980 y 1990. Este texto habla de asesinatos, desapariciones y otros actos atroces que se cometieron en aquella época y que no tuvieron justicia.

Entre otros libros se encuentra la ópera prima Árbol ginecológico, de la poeta trans Victoria Vaccaro García. Se trata de un poemario, del sello Librero Editorial, que aborda la maternidad desde todas las miradas, “no en su orden genérico, sino más bien desde lo simbólico”, escribe Siomara España en el prólogo. Desde la poesía se encuentra Encuentros homosexuales con Pancho Jaime, de Tibiezas Dager, en el que su autora transita por líneas cargadas de erotismo para narrar experiencias corporales e íntimas, como un acto de reivindicación sexual. El libro incluye ilustraciones de Daya Ortiz Durán, que se fusionan con la voz poética de sus páginas. (I)