Yolanda Saldívar, la asesina convicta de Selena Quintanilla, pasa sus días como conserje de la prisión de máxima seguridad para mujeres Mountain View Unit de Texas, donde cumple la cadena perpetua a la que fue condenada.

“Un conserje trabaja haciendo lo que hace un conserje”, dijo el portavoz del departamento de Justicia Criminal de Texas, Jeremy Desel, a la cadena de noticias Univision.

También expresó que Saldívar permanece en una celda de unos 3 por 2 metros, ubicada en un área separada del resto de las internas. Se le permite estirar las piernas unas horas en el área de esparcimiento y luego de que hace su trabajo como conserje, regresa a su celda.

“La sala común está abierta de 8:00 a 22:30. A ella también se le permite salir afuera a despejarse”, indicó.

Saldívar acabó hace 26 años con la vida de la estrella mexicoamericana tras una discusión que sostuvieron en un motel de Corpus Christi. Tras un juicio, fue condenada a cadena perpetua a finales de octubre de 1995, solo meses después del asesinato de la popular cantante de solo 23 años.

El departamento de Justicia Criminal de Texas anunció hace poco que Saldívar sería elegible para obtener libertad condicional en marzo de 2025, por buen comportamiento.

El padre de Selena, Abraham Quintanilla, declaró que considera que eso no será posible. “Según la ley del estado de Texas, ella fue sentencia a vida en prisión, pero según la ley de Texas al completar 30 años tiene derecho a ir a un comité a la prorroga. Eso no quiere decir que la vayan dejar salir”, dijo Quintanilla en entrevista con la periodista María Luisa Doria. “Ella en treinta años, 26 años que murió Selena, nunca ha dicho que se siente mal, no creo que la vayan a dejar salir por eso. Yo creo que no la van a dejar salir”, agregó.