“Mi objetivo es llegar a todos los guayaquileños, motivarlos y darles palabras de aliento”, dice la reina de Guayaquil edición Platino, Vany Sánchez Briones, a pocos minutos de haber recibido la corona, rodeada de familiares y amigos que la esperan y le hacen señas para saber si ya pueden acercarse, felicitarla y tomarse una selfi.

“Está mi tío abuelo, mi abuelita… Yo estaba en la parte de atrás (del escenario) y veía a mis amigos con carteles con mi nombre y a mi abuelita con dos banderas de Guayaquil. Ella fue la que más me alentó en este proceso, junto con mi mamá”.

Vany Sánchez Briones es la actual reina de Guayaquil edición platino

Para esta joven de 22 años, la decisión de participar en el certamen significó salir de su zona de comodidad. “Nunca había estado en un escenario, delante de tanto público, mucho menos había tenido que hablar…”, aunque admite que una de sus metas es trabajar en televisión.

Es alumna de la carrera de Relaciones Públicas en la Universidad de Especialidades Espíritu Santo. Antes de eso pasó dos años estudiando en Barcelona, España. ¿En qué otro lugar le gustaría vivir? “En este momento, en mi país. Quiero estar aquí, ayudar. Tengo muchísimas ideas, pero quiero hacerlas aquí”, dice Vany, que ama la comida local: el encebollado, el bollo de pescado, el caldo de bola y el cangrejo.

Publicidad

“Al menos en mi caso, pienso que si pude ir al extranjero fue para regresar y traer esos aprendizajes para sacar adelante a mi país. (En Barcelona) adquirí muchísimos conocimientos, pero extrañaba Ecuador, Guayaquil, su gente” y su barrio de toda la vida, en Urdenor 1. “Muy orgullosa de mi barrio”.

“La belleza tiene un propósito”

Llegar a ser reina es una inversión de tiempo y esfuerzo. Las candidatas pasan todo un año preparándose para ese camino. “Esto es belleza con propósito. Nosotras tenemos un mensaje que queremos comunicar al mundo”.

Como parte del concurso, Vany desarrolló el proyecto de bisutería ecológica Ecoperla, realizado en conjunto con María Fernanda Vélez, quien recibió el título de virreina. “Hicimos collares, aretes, pulseras, a partir de ropa sin uso, de plásticos, usando la técnica del alambrismo. Capacitamos a quince mujeres guayaquileñas para que pudieran emprender a partir de esta línea”. Sumados a los talleres organizados por todas las candidatas, 150 personas se beneficiaron de esta etapa de la competencia.

Esa comunicación ocurre a través de la imagen, como Vany descubrió durante su experiencia como candidata. “Nos dijeron que debíamos tratar de conseguir donaciones. Fue algo muy difícil. Si subía una foto sonriendo, conseguía muchos likes, pero si subía un video (explicando la necesidad de las donaciones), reaccionaban muy pocos. Entendí que si sumas tu imagen a un buen mensaje, de ayuda al prójimo, puedes encontrar gente que va a apoyarte”.

Para poder servir, dice, no hace falta la corona, sino ganas y motivación. “Si eres firme y quieres ayudar de verdad, lo puedes hacer. Sigo asimilando que acabo de ganar”.

Aún no revela en qué consistirá su proyecto de trabajo para 2021-2022, pero sí está segura de que lo hará junto con la virreina (María Fernanda Vélez) y la Estrella de Octubre (Doménica González).

Publicidad

La reina de Guayaquil, Vany Sánchez, con la virreina María Fernanda Vélez (derecha) y la Estrella de Octubre Doménica González. Foto: César Muñoz/API Foto: API

La mamá de la reina

Una de las primeras en abrazar a la reina fue la mamá, Edda Briones de Sánchez. “Mi hija estuvo mucho tiempo con este sueño”, explica. “Estudió afuera y regresó a Ecuador a mediados de 2019, con el propósito de tener su negocio y ser emprendedora”. Esto ayudó a la ahora reina a crecer como persona y a ser más responsable.

“Entonces, lastimosamente, sucedió la pandemia, que nadie esperaba”. El negocio de Vany tuvo que cerrar. “Pero no hay que quedarse estancados, sino ver más allá”, expresa Edda. “Ella tomó la decisión de entrar al voluntariado, que siempre le gustó, y poder ayudar a los que lo necesitan. Veo en ella ese impulso para seguir con esto a largo plazo, y eso es lo que más me emociona. Ella es una chica soñadora y empeñosa”.

Algo de esa personalidad observó el jurado. Vany llegó al reinado de Guayaquil 2021 por consenso de la maquilladora profesional Gissel Rosado, el empresario Hugo Rivera (gerente general del hotel TRYP by Wyndham Guayaquil), la gerenta general de la Empresa Pública para la Gestión, Innovación y Competitividad (Épico), Cristina Vinueza; Miss Supranational Ecuador, Justeen Cruz; el empresario y presidente de la Benemérita Sociedad Protectora de la Infancia, Ricardo Koenig; la psicóloga, empresaria y Estrella de Octubre 2014, Andrea Villacrés; la dermocosmiatra y esteticista Gisel Salvador; el cirujano estético Jussueth Morán y la propietaria de Joyería Marthita, Marthita de Yépez.

La guayaquileña Justeen Cruz Lara representará a Ecuador en Miss Supranational, en Polonia

De ellos surgió la pregunta que la reina contestó durante el evento: ¿Qué opinas de la adopción de un bebé por parte de una pareja de dos hombres o de dos mujeres? “Más allá de juzgar a una persona por su orientación sexual, religión o costumbres, debemos pensar que hay muchos niños en orfanatos que desearían tener el amor de padres, al amor de un hogar y una educación. Así que más bien apoyemos a esas personas y brindemos el hogar que estos niños merecen”.

La gala fue presidida por Tahiz Panus, directora del certamen y jefa de Acción Social y Eventos Especiales de la Municipalidad de Guayaquil. (I)