El actor norteamericano Zachary Horwitz, de 35 años, fue sentenciado el lunes 14 de febrero en Los Ángeles a 20 años en una prisión federal por ejecutar un elaborado esquema Ponzi de 650 millones de dólares centrado en los falsos derechos de distribución de películas.

Horwitz, quien usaba el nombre de Zach Avery en los créditos cinematográficos, estafó a cientos de inversionistas que pensaron que su dinero financiaría los derechos de distribución de películas que se transmitirían en HBO y Netflix, según la Oficina del fiscal federal de Los Ángeles. Los fiscales dicen que es el esquema Ponzi más grande en la historia de Hollywood.

En realidad el dinero se destinó a su estilo de vida exorbitante, incluida la compra de una casa de 6 millones de dólares en Beverlywood. Además se destinó a pagar a inversores anteriores, recoge el medio CBS Los Ángeles.

El juez federal de distrito Mark Scarsi también ordenó a Horwitz pagar una restitución de 230,3 millones de dólares. El intérprete fue arrestado en abril y se declaró culpable en octubre de fraude de valores. Él operaba la empresa 1inMM Capital, usando el dinero de las víctimas para pagar a los inversionistas anteriores y financiar un estilo de vida “opulento”, dijeron los fiscales federales.

Publicidad

Usando su nombre de pantalla Zach Avery, Horwitz tuvo un pequeño papel en The White Crow, un drama biográfico de 2018 escrito por David Hare y dirigido por Ralph Fiennes que narra la vida y la carrera de la estrella de ballet Rudolf Nureyev. Avery también apareció en las películas poco conocidas Last Moment of Clarity y Farming, según IMDB.

El esquema comenzó en octubre de 2014, cuando las firmas de inversión comenzaron a celebrar una serie de pagarés de seis o doce meses con 1inMM Capital, según las declaraciones de Horwitz. Se suponía que con los fondos provistos se iban a adquirir los derechos de una película específica, según los documentos presentados en la corte federal de Los Ángeles.

Los fiscales dijeron que para persuadir a los inversores de que era legítimo, Horwitz proporcionó acuerdos falsos de licencia y de distribución con Netflix y HBO, los cuales supuestamente contenían firmas falsificadas o ficticias.

A pesar de la afirmación de Horwitz de “relaciones sólidas” con estas plataformas de streaming, los representantes de Netflix y HBO niegan haber realizado negocios con Horwitz o 1inMM Capital.

“Gastó una fortuna, viviendo una vida de extravagancia, mientras les robaba a sus víctimas, incluidos algunos que alguna vez creyeron que era su amigo, con una factura de $ 230 millones que ha dejado a muchos de ellos financieramente arruinados y personalmente devastados”, según los fiscales federales.