Después de la música, Shakira disfruta de su otra gran pasión: el surf. Refugiada en la playa de Oyambre, en Cantabria, la cantante vivió sus primeras vacaciones sin Gerard Piqué, pero en compañía siempre de sus dos pequeños, Milan y Sasha.

Tan solo hace 1 año, la colombiana y el famoso jugador español eran captados en esa misma localidad a la que acostumbraban llegar en el verano, en perfecta unión familiar y haciendo felices a sus retoños. Pero, la inesperada separación cambió la rutina de los Piqué-Mebarak, dando un dramático giro en la vida de la cantante.

Pese a su tristeza, la barranquillera de 45 años, no detiene sus actividades y sin pensarlo dos veces, se tomó el descanso en medio de su conflicto de pareja y tras vivir el mejor momento de su carrera profesional, con sus nuevos éxitos musicales y siendo la latina más escuchada en Spotify.

Así disfruta Shakira sus vacaciones surfeando en Cantabria

Shakira ha vuelto a sonreír y su rostro desbordó felicidad. Unas fotografías de la intérprete de “Hips Don’t Lie” confirman lo bien que la pasó en la playa de Oyambre, donde lució su traje de neopreno negro con detalles en rojo y lista para continuar practicando el deporte preferido, el surfeo.

Publicidad

Dominando su tabla, la artista se le vio sonriendo con su cabello largo mojado al saber lo bien que lo está haciendo al poder montarse sobre cada ola y mantener el equilibrio.

La artista colombiana siempre buscando la perfección, se mantuvo atenta y feliz de escuchar las instrucciones de su atractivo instructor, quien estuvo a su lado ofreciendo su ayuda para que domine las técnicas de este deporte.

Y a la hora de compartir con sus hijos, Shakira se convierte en la mejor instructora y así se apreció en las imágenes, al enseñar a sus hijos Milan y Sasha, cómo ser los mejores surfistas.

El paparazzi Jordi Martín habló de las vacaciones de la artista y mostró las fotografías que se han vuelto virales en las redes.

Publicidad

Desde su cuenta Instagram, la ex de Piqué dejó constancia en el pasado que estaba decidida a aprender, por lo que tomaba sus clases de surf privadas en el centro de entrenamiento de Aizarnazabal, Guipúzcoa, con olas artificiales que les permitió alcanzar un buen nivel en esta disciplina, recuerda la revista Hola.

Y ya descansada y de regreso a Barcelona, fue captada en el aeropuerto regresando de Cantabria. Con mejor semblante del que mostró cuando embarcaba a sus vacaciones, se vio risueña y siendo muy amable al complacer y posar al lado de sus fans para unas selfies.

El desamor de Piqué, deja a la artista en un escenario en el que debe sortear las penas. Y así lo reveló su amigo, el colombiano Carlos Vives, quien afirmó que le había escrito un mensaje y le manifestó que estaba muy triste. (E)

Te recomendamos estas noticias