No hay posibilidad alguna de que la reaparición del rey emérito Juan Carlos I no esté envuelta en polémicas. Su regreso al país que reinó por 39 años, está llenó de expectativas y de una cobertura mediática en la que el nombre de la reina consorte, Letizia, figura como el gran ausente en el reencuentro de la familia real española.

El hombre de 84 años, dejó la nación que gobernó el 3 de agosto de 2020, después de abdicar la corona en junio de 2014 en su hijo Felipe VI y estando abiertas varias causas en la Fiscalía española y suiza, que lo investigaban por su fortuna en el extranjero, comisiones ilegales, cuentas ocultas en paraísos fiscales, además de evasión de impuestos.

Para nadie en el país ibérico era un secreto las continúas infidelidades del rey hacia su esposa Sofía. Por años, soportó en silencio y sin mencionar la palabra divorcio, las relaciones de él con las amantes más reconocidas: Corinna Zu Sayn-Wittgenstein o Larsen (su apellido de soltera) y Marta Gayá.

Un matrimonio entre Letizia y Felipe que nunca aprobó el rey Juan Carlos I

Siendo hija de una pareja de “plebeyos”, Jesús Ortiz y Paloma Rocasolano, no todo es realeza en la vida de Letizia. Y fue su origen el que marcó el rechazo de Juan Carlos I para quien se convertiría en la princesa de Asturias. Y este 22 de mayo celebraron el aniversario número 18, en medio de la incómoda visita del rey.

Publicidad

Y según reseña el portal español VozPopuli, la batalla personal desde entonces entre los dos comenzó desde que la periodista y ex presentadora de televisión, puso un pie en el palacio de la Zarzuela en el 2003.

El monarca nunca vio con buenos ojos que su hijo y futuro rey de España, contrajera nupcias con una mujer divorciada y nieta de un taxista.

La prensa de ese país cuenta que cuando el príncipe de Asturias le comunicó a su padre de su intención de casarse, Juan Carlos no dio su consentimiento. “Te vas a cargar la monarquía, si te casas con ella”.

Pero, estas palabras fueron lapidarias, y el destino se lo cobró al alto personaje. Años después, su exilio fue el acontecimiento que puso en jaque a la monarquía española tras los escándalos de su amorío con su amante y principal socia, Corinna Larsen, por lo que sería el jefe de la familia Borbón, quien dañaría la institución.

Publicidad

Lo cierto es que a pesar de que personas cercanas a la familia delatan la mala relación que siempre llevaron, Letizia convertida en toda una reina consorte salió airosa e intacta de todo, mientras su suegro es repudiado por una sociedad española que no olvida su mal comportamiento.

Aunque se dice que Juan Carlos culpa a Letizia de encargarse de que su hijo lo repudie, los casos en que estuvo envuelto lo describen por sí solo como un fallido gobernante, que no se comportó a la altura de su investidura y de su compromiso con la corona.

La relación de padre e hijo se deterioró, y con todos los escándalos el rey Felipe no perdona el daño que causó a la institución monárquica, en la que el rey y su esposa Letizia han venido reconstruyendo, junto a sus dos hijas.

Y ahora a su regreso, cansado y con marcada huellas de la vejez, el rey emérito reaparece caminando muy despacio y con la ayuda de un bastón. Ante la anunciada reunión familiar, todas las miradas están puestas en la cita de este lunes 23, cuando en la Zarzuela se dé el reencuentro.

Publicidad

Para esta velada privada, todos apuestan a que la reina Letizia no asistirá. Sin embargo, cualquier cosa puede suceder cuando se vean en el palacio la familia real, en un acercamiento en el que muchos están llamados a concurrir, pero se verá quienes dirán presente.

Las alarmas se encendieron luego que la Casa Real emitiera un comunicado. “Don Juan Carlos tiene previsto permanecer durante esas fechas en la localidad gallega de Sanxenxo, y el lunes 23 viajará a Madrid, para estar con Su Majestad el Rey, con Su Majestad la Reina Doña Sofía y demás miembros de su familia en el palacio de La Zarzuela”.

Desde ese momento, las reseñas de los medios no han cesado de mencionar que todo pareciera justificar la ausencia de Letizia a ese encuentro, al no mencionarla de manera “diplomática” en el mensaje oficial.

Este lunes se conocerá finalmente quiénes serán los que se presentaran a la cita real. (E)

Te recomendamos estas noticias