El retrato oficial que muestra al rey Carlos III y la reina consorte, Camilla Parker Bowles junto a los príncipes de Gales, William y Kate Middleton llamó la atención de todo el Reino Unido y seguidores de la realeza.

No solo porque se trata del primer retrato oficial del cuarteto que representa el presente y futuro de la realeza, sino por la cantidad de mensajes ocultos que pudiera significar la fotografía tomada el 18 de septiembre, un día antes del funeral de la reina Isabel III, escribió el Daily Mail.

Las similitudes de la princesa Diana y Camilla Parker Bowles que muchos desconocen: ambas no solo compartieron el corazón del rey Carlos III

Qué hay detrás de la foto del rey Carlos III junto a Camilla, William y Kate Middleton

Desde la composición hasta el fondo de la fotografía está lleno de mensajes ocultos, según los expertos y grandes observadores, quienes no tardaron en buscar pistas para descifrar el significado del primer retrato oficial de el rey junto a su hijo mayor y sus esposas.

Publicidad

En la foto aparece el nuevo soberano junto al heredero del trono británico, mientras que detrás de ellos se vislumbra un ceñudo retrato del rey Jorge III, el monarca varón que reinó por 60 años en Inglaterra, el más tiempo en la historia británica para un monarca.

Una de las cosas que más llamó la atención es que fue tomada un día antes del funeral de la reina, que se realizó el pasado 19 de septiembre. El día que tomaron la fotografía los cuatro miembros de la realeza más importantes estaban a punto de ofrecer una gran recepción para los jefes de Estado visitantes en el Palacio de Buckingham.

El primer mensaje es que la realeza no descansa, aún con el dolor presente de despedir a quien fue su madre, abuela y bisabuela para sus hijos. El segundo es que la fotografía marcó un “momento histórico”, según fuentes del Palacio.

El lenguaje corporal de los cuatro es relajado, demuestra calidez y aceptación. Esta imagen no era como un retrato oficial más en los que aparecía Carlos, pues en esta se mostraba en confianza y seguro de lo que está por venir.

Publicidad

Su mano descansa cómodamente detrás de la espalda de la reina consorte, mientras que la otra se mete casualmente en el bolsillo de su chaqueta. A su vez, se muestra vigorizado.

Sin embargo, el punto clave y más importante, la imagen es un guiño a sus deseos de una monarquía reducida, una que él cree que será más relevante y más resistente, y por ello, hay una gran ausencia: su hijo menor, el príncipe Harry.

Desde marzo del 2020, tanto él como su esposa, Meghan Markle, renunciaron a sus obligaciones con la realeza para mudarse a California junto sus hijos, Archie y Lilibet, para ser independientes económicamente.

El retrato oficial fue tomado, incluso, cuando los duques de Sussex seguían en Gran Bretaña, lo que quiere decir que simplemente fueron excluidos y pudiera significar que nunca más volverán a su papel central en la realeza.

Publicidad

Esto también pondría en jaque la permanencia de los Sussex y sus deseos de que sus hijos obtengan los títulos de príncipe y princesa, algo que cada vez parece estar más lejos. (I)

Te recomendamos estas noticias: