Ha sido un fin de semana turbulento para Kim Kardashian y su ex Kanye Ye West, cuya relación parece estar más tensa que nunca. Ella oficialmente dice estar “harta” del drama.

El viernes 14 de enero el artista de rap alegó que supuestamente se la había prohibido ingresar a la casa de su ex, donde solía vivir, después de recoger a sus hijos de la escuela. Esto presuntamente debido a la presencia de Pete Davidson, con quien Kim ha estado saliendo desde el otoño pasado.

El sábado 15 de enero Ye asistió a la fiesta del cuarto cumpleaños de su hija Chicago West, organizada por la familia Kardashian para celebrar en conjunto el onomástico de la hija de Kylie Jenner, Stormi Webster. Todo esto luego de que en un vídeo viral afirmara que inicialmente no le dijeron la ubicación del evento.

“No es que Kanye no había sido invitado a la fiesta de cumpleaños”, reveló una fuente cercana a Kim a E! News el domingo 16 de enero. “Es que Kim tenía la impresión de que él quería hacer su propia celebración. A ella le pareció bien que viniera a la casa de Kylie y está feliz de que los niños puedan verlos juntos”.

Publicidad

La fuente agregó: “Kim y Kanye no están en buenos términos en este momento. Ella realmente está tratando de mantener la paz entre ellos por el bien de los niños”. La conocida también dijo que la empresaria de moda y fundadora de SKIMS “está siendo neutral con Kanye y no quiere ningún drama. Kim está realmente molesta porque Kanye sigue hablando sobre asuntos familiares en las redes sociales. Cree que todavía tiene acceso completo a Kim y no tiene límites. Ella lo superó”.

En las redes sociales se publicaron fotos de Ye celebrando con Chicago y charlando con la madre de Kim, Kris Jenner, en la fiesta. Hollywood Unlocked luego compartió un video de Kanye en un automóvil, diciendo: “Solo tengo que agradecer a Travis Scott (pareja de Kylie Jenner) por enviarme la dirección y la hora y asegurarme de poder tener ese recuerdo de cumpleaños con mi hija, estar allí con el resto de la familia. Acabo de ver a todos. Kris y (su novio) Corey (Gamble) y Kylie, Kylie me dejó entrar, justo cuando llegué al lugar. La seguridad me detuvo una vez más cuando llegué allí”.

Kylie y su novio Travis no han comentado, ni tampoco Kim, quien comparte cuatro hijos con Ye y solicitó el divorcio de él en febrero.

“Estoy muy feliz de poder estar allí para mis hijos”, dijo en el video Ye, quien recientemente compró una casa al otro lado de la calle de la familia. “Mi vida se centra en mis hijos y la pasé muy bien hoy”.

Publicidad

Otra fuente cercana a Kim ha dicho “Kanye es bienvenido a ver a los niños, pero debe organizarlo. Kim no quiere que él se presente en su casa sin previo aviso o que vaya cuando le plazca. Los niños tienen horarios y les va bien con la estructura. Ella quiere mantener eso y cree que les ayudará. Ella quiere poder informarles con anticipación lo que está sucediendo para que puedan hacer transiciones sin problemas“.

Mientras Kim ha estado saliendo con Pete, en las últimas semanas, Ye ha comenzado a salir con la actriz Julia Fox. Pero antes de que se conocieran durante las vacaciones de Año Nuevo, el rapero expresó pública y repetidamente su deseo de reconciliarse con Kim.

“Kanye ha estado tratando desesperadamente de recuperarla y Kim ya lo superó”, le dijo la primera fuente cercana a Kim a E! News. “Ella quiere poder seguir adelante en paz”. La fuente agregó: “Toda la familia ve a Kanye por lo que es y lo acepta. Todos todavía lo aman y lo quieren cerca para que esté allí para los niños. Es difícil, porque también quieren que Kim esté en paz y pueda seguir adelante con su vida. Kim espera que puedan tener un horario más estructurado y que Kanye lo cumpla”.