Siguiendo la recomendación de sus médicos de que no viajara debido a su avanzado estado de gestación, Meghan Markle no asistió al funeral del duque de Edimburgo, que se realizó este sábado 17 de abril. El duque es abuelo de su esposo, el príncipe Enrique.

La exactriz de Suits siguió el funeral por televisión desde su casa en California, en Estados Unidos, informó su portavoz.

La reina Isabel II despidió a su esposo, el príncipe Felipe, en una sobria ceremonia

Aún desde la distancia, Markle acompañó a la familia real, envió una corona de flores hasta la capilla de San Jorge en donde se realizó el funeral del esposo de la reina Isabel II.

La corona, creada por la florista Willow Crossley, fue escogida por ella y esposo.

“Lejos de ser un gesto meramente cordial, Meghan Markle eligió un arreglo floral con mucho significado. Tal y como apuntaba Hayley Maitland, eligió acantos, cardos azules, rosas, campanulas, romero y lavanda, pero esta ocasión no fue realizada al azar”, señala Vogue España.

Los príncipes Guillermo y Enrique se muestran unidos en el funeral del príncipe Felipe

“Estas flores hacen referencia a la Grecia natal del duque y a sus años en la marina, mientras que el romero hace referencia a los recuerdos y las campanulas a la gratitud”, agrega la revista.

Según Semana, envió una carta manuscrita en la corona de flores. (I)