Tras varios días de especulación, la revista Vanity Fair ha confirmado que Meghan Markle, esposa de Enrique de Inglaterra no viajará junto a él a Londres para asistir a la revelación de la estatua de su madre, la princesa Diana, el próximo jueves 1 de julio, fecha en la que habría cumplido 60 años.

En el acto estará presente también Guillermo, duque de Cambridge, quien dará un discurso separado de su hermano, Enrique, según los últimos reportes.

Meghan permanecería en California, Estados Unidos, junto a su hijo Archie y la recién nacida, Lilibet Diana.

El 1 de julio, Enrique dará un discurso en una ceremonia en el Palacio de Kensington, donde se develará la escultura de Diana que encargó junto al príncipe Guillermo en 2017.