Lilibet ‘Lili’ Diana Mountbatten-Windsor ya hace historia luego de solo tener 4 días de nacida, ya que sus nombres fueron elegidos en honor a dos de las mujeres reales más famosas de Gran Bretaña.

Los padres Meghan y Harry, duque y duquesa de Sussex, describieron la llegada de la hermanita de Archie, el primer hijo de la pareja, como “más de lo que podríamos haber imaginado”, y agregaron que fueron “bendecidos” al dar la bienvenida a un segundo hijo juntos. Lilibet pesó 7 libras, 11 onzas y lleva el nombre de la reina Isabel II, la abuela de Harry de 95 años, y Diana, la princesa de Gales, la madre de Harry, que murió en un accidente automovilístico en 1997 a los 36 años de edad. Pero, ¿por qué la reina fue apodada Lilibet por los más cercanos a ella, y de dónde vino el nombre único?

El príncipe Enrique y Meghan Markle anuncian el nacimiento y el nombre de su hija

Cuando era una niña que crecía en la familia real, a la entonces princesa Isabel le resultaba difícil pronunciar su nombre, a menudo confundiéndolo, para diversión de sus familiares cercanos, que pronto comenzaron a llamarla “Lilibet”, según los medios británicos. El apodo cariñoso se ha quedado con ella a lo largo de su larga vida.

Durante su infancia, Elizabeth enviaba cartas a su abuela, la reina María. En una de ellas, la joven princesa describió una fiesta reciente a la que había asistido, recordando el día con alegría de la infancia. “Fue simplemente encantador”, escribió Elizabeth, de 7 años. “Había un payaso, un bufón y un muñeco de nieve”. Firmó la carta a su abuela con “Amor de Lilibet”, según el diario The Washington Post.

Publicidad

El apodo fue adoptado más tarde por el esposo de la reina, el príncipe Felipe, quien escribió poco después de que los dos se casaron en 1947 que “Lilibet es la única ‘cosa’ en el mundo que es absolutamente real para mí”, en una nota a la reina madre.

El príncipe Harry, su esposa Meghan y su primer hijo, Archie. Foto: TOBY MELVILLE

En el funeral de la reina madre en abril del 2002, Isabel dejó una ofrenda floral en homenaje sobre el ataúd, junto con una nota que decía: “En memoria del amor, Lilibet”.

En las redes sociales, muchos británicos elogiaron la decisión de la pareja de rendir homenaje a ambas mujeres a través del último nombre de la realeza. Uno de los muchos tuits de felicitación describió su acción como un “hermoso gesto”, mientras que otro comentarista escribió: “La abuela Diana estaría orgullosa”.

Toda la familia dijo que estaba “encantada con la noticia”, incluido el padre de Harry, el príncipe Carlos. El príncipe y Diana se divorciaron un año antes de su muerte en París en 1997.”Felicitaciones a Harry, Meghan y Archie sobre la llegada del bebé Lilibet Diana”, Charles y su esposa, Camilla, duquesa de Cornualles, tuiteó el domingo. “Les deseo a todos lo mejor en este momento especial”.

Al igual que su hermano, Lilibet tiene la doble ciudadanía. Dado que nació en los Estados Unidos, automáticamente califica para la ciudadanía estadounidense y puede reclamar la ciudadanía británica a través de su padre Harry, quien nació en Londres. Archie, sin embargo, nació en Gran Bretaña, por lo que automáticamente se lo considera ciudadano británico, pero puede reclamar la ciudadanía estadounidense a través de su madre Meghan, ya que ella es ciudadana.

De acuerdo con la página oficial del Gobierno de Reino Unido, “la ciudadanía británica normalmente se transmite automáticamente de una generación a los niños nacidos fuera del Reino Unido”. Automáticamente se convierte en ciudadano si nació de un padre británico aunque haya nacido fuera de este país, pero los nietos de Harry y Meghan no serán ciudadanos automáticamente, sino que ellos sí deben solicitar su nacionalidad en caso de requerirla.

Si bien los medios británicos han especulado que los hermanos de Sussex nunca podrían tener títulos, otros informes han planteado la idea de que Charles otorgue títulos a los niños una vez que se convierta en rey y tenga el poder de emitir títulos o cambiar la patente de letras actual.

Cuando nació, George recibió el título de príncipe porque era el tercero en la línea del trono británico, lo que significa que automáticamente calificó para el título a diferencia de sus hermanos. Luego, la reina intervino para hacer de Charlotte y Louis una princesa y un príncipe, siendo los tres hijos de un futuro rey. (I)