Agradece la preocupación de sus seguidores desde la camilla del hospital. Marián Sabaté se encuentra estable de salud y da una explicación a profundidad de por qué fue hospitalizada de emergencia, tras que su hijo Alejandro Kenig hiciera público el suceso.

¿Qué le pasó a Marián Sabaté? La ‘reina de la prensa rosa’ fue hospitalizada de emergencia

“Creo que me voy a quedar hasta el día lunes, porque he tenido ya algunos episodios de hipertensión arterial alta. Me he tomado la pastillita y al otro mes me vuelve a suceder. Pero realmente esta mañana fue una cuestión de que transpiraba, me bañaba en sudor, tenía taquicardia, se me durmió el brazo, estaba helada, me sentía mal, vomitaba (y tenía) migraña”, explica.

Fue gracias a su hijo Alejandro, quien le tomó la presión arterial, que pudieron actuar a tiempo y llevarla a la clínica para tratarse con profesionales. “Estaba en 180 y salimos soplados al hospital. Estaba en 200 y entré en una crisis, pero ahora se está averiguando por qué motivo”, aclara la “reina de la prensa rosa”.

Publicidad

A pesar del susto, Marián quiere mantenerse optimista: “Nunca vi tantos sueros, inyecciones, pastillas... Me dio un ataque de nervios, me puse a llorar, temblaba”, revela.

Este fin de semana aprovechará su estadía en el hospital para continuar haciéndose exámenes y revisarse la columna, pues tiene unas “vértebras contracturadas”. “Las medicinas me tienen supercontrolada; aquí me siento segura”, afirma.

Aún enferma, bromea: dice que su cardiólogo le recomienda no estresarse por trabajar en farándula y no tener pareja. (E)