Entre la emoción de escuchar cantar a su ídolo y atender de inmediato la petición de un trago de aguardiente, un fanático le lanzó al salsero Marc Anthony en pleno escenario durante el concierto en Medellín.

Tras la interpretación del sencillo “Flor pálida”, Marc Anthony interrumpió el evento para pedir una de las bebidas típicas colombianas.

“A mí, lo que me hace falta es un aguardiente de esos”, expresó, a lo que el público reaccionó con gritos y aplausos. Pero antes de que pudiera darse cuenta, de entre el público salió una botella, felizmente de plástico, que alcanzó al artista en la cadera.

El salsero siguió cantando, pero hizo una señal para que los asistentes al evento se tranquilizaran e incluso se quitó sus lentes oscuros y los tiró al suelo “simulando” estar molesto.

Publicidad

“No tiren. Yo me lo compro”, dijo, entre sonrisas.

“Pidió una copa y casi le tiran la fábrica”, fueron algunos de los jocosos comentarios que inundaron las redes sociales tras el suceso.

El artista, que se presentó en la Feria de las Flores, el pasado 13 de agosto en la capital antioqueña, suspendió los conciertos que estaban programados a Quito y Guayaquil para esta semana. (E)