La moda ya no solamente se trata de tendencia. La moda actual es conciencia y parte de su objetivo es crearla a través de sus propuestas. Colombiatex+Colombiamoda 2021, importante cita de moda latinoamericana, tendrá un propósito social para contribuir a eliminar la violencia contra las mujeres.

‘Mira de nuevo’ es la pasarela liderada por la Fundación Avon para la Mujer junto al destacado diseñador colombiano Diego Guarnizo, en la cual intervendrán creativas en este rubro de Colombia, Perú y Ecuador. De nuestro país, una de las modistas convocadas es la quiteña Paulina Anda, quien como el resto de sus homólogas donará sus creaciones para una subasta benéfica por las mujeres.

“Mi participación va de la mano de Cindy Castro, las dos somos las representantes de Ecuador y es porque Diego precisamente quiso mezclar la experiencia con los nuevos talentos y gran potencial, y entre las dos juntarnos, apoyarnos como mujeres y unir nuestra creatividad y poder hacer juntas una colección”, cuenta sobre los diseños que presentarán el próximo lunes 26 en la inauguración de Colombiamoda 2021.

“Con Cindy hemos logrado sacar y destacar la femineidad de cada una de nosotras, que es algo que todas tenemos y eso va a estar plasmado en la colección. A través de la colección se verá que las mujeres somos guerreras, trabajadoras, cada paso que damos lo damos con firmeza. Queremos que eso se vea, que el Ecuador, en sí, nuestra esencia como mujer, somos mujeres generosas, amables, sonrientes”, detalla.

Publicidad

Anda, quien estudió diseño de zapatos en el Instituto de Moda Di Burgo de Milán y Marketing en la Universidad Internacional del Ecuador, ha empleado una paleta de colores vivos en sus piezas. “Son tonos cálidos, en los que será predominante el fucsia. Habrá zapatos en formas triangulares, pisadas cuadradas, zapatos finos, no mucho taco con altura porque estamos conscientes de que nuestro rol también cambió y hoy en día, como mujer, también estamos buscando comodidad al momento de usar un par de zapatos, pero sin perder la elegancia o el color”, señala.

En su línea habrá tacones medios, no altos ni plataformas, ideados para que los utilicen en sus actividades diarias, en el teletrabajo. “Esto está pensado para que no tengas que usar unos zapatos muy bajos o muy altos, sino el intermedio que hará que su día a día sea muy cómodo”, dice.

Desde hace aproximadamente cuatro semanas, Anda comenzó a confeccionar las piezas que se mostrarán en la pasarela. Ha empleado cuero que se fusiona con telas para recrear texturas. “Me gusta trabajarlo así para que el zapato sea una pieza única, para que llame la atención al caminar, siempre me gusta ponerle un poco de dramatismo, que sea una mezcla ecléctica de colores y texturas para que el zapato se convierta en una pieza única”, sostiene Anda, quien también fue presentadora de televisión.

Parte de los diseños que se presentarán en Colombia se replicarán en las tiendas de Anda en el país.

Hace 13 años, Anda creó Makiatto, la marca de moda a través de la que ella comercializa sus diseños. Hace cuatro años empezó con la línea de zapatos a medida (costum-made), para elaborar creaciones que sean inclusivas y que puedan utilizar modelos que se ajusten a sus necesidades. “Pensamos en todas esas mujeres que por distintas circunstancias, ya sea un accidente, una discapacidad, sus pies sean asimétricos, sean muy grandes o muy pequeños, pensamos en ellas. A ese tipo de mujeres es a quienes queremos llegar con nuestra línea”, menciona.

Emprendedora

Su pasión por el diseño de calzado la descubrió en medio de una etapa difícil en su vida personal. Con 500 dólares, luego de un divorcio y con dos hijos, Anda comenzó a confeccionar zapatos. “Como mujer también me preguntaba por qué tenemos que usar un zapato incómodo, que no nos deje caminar después de dos horas de uso, quería crear zapatos cómodos y lindos a la vez, que te acompañen en el día a día. Mi objetivo como marca es que lo último que te saques sean tus zapatos, para que cada mujer que los use sienta nuestra filosofía de marca”, expresa Anda.

Pandemia

Reconoce que la industria de moda ecuatoriana, como el resto del sector productivo y económico, ha vivido una crisis desde el inicio de la pandemia, sin embargo, la ecuatoriana admite que también ha vivido un renacer como emprendedora y diseñadora.

“No te miento que en marzo y abril tuvimos que cerrar, nunca paramos, a pesar de la pandemia seguíamos trabajando. Con mi jefe de fábrica, nos sentábamos los miércoles en la sala comunal de mi edificio, que eran los días que los dos podíamos salir para entregar pedidos. Y en medio de todo queríamos hacer zapatos de tela, pero no había dónde comprarlas, empezamos a reciclar material (telas) y de ahí salió nuestra línea de zapatos de telas recicladas, en mayo, que los podías lavar. Eran los zapatos pandémicos”, relata sobre su vivencia.

De a poco se comenzó a reactivar el trabajo y aunque inicialmente los diseños de su marca eran exclusivamente zapatos de tacos altos, la situación por el COVID-19 hizo también que su propuesta de moda se repensara y fuera más diversa. (I)