La ecuatoriana Patricia Gualinga, líder del pueblo Kichwa de Sarayaku, ha sido distinguida este lunes con el premio Olof Palme de derechos humanos por su “valiente liderazgo” en la lucha por mejorar las condiciones de vida indígenas.

La Fundación para la Memoria de Olof Palme ha destacado también su compromiso con los derechos de la naturaleza y por la supervivencia del Amazonas.

"En un tiempo en que la diversidad biológica está amenazada y el cambio climático requiere grandes transformaciones, los pueblos indígenas son especialmente vulnerables. A través de su relación con la naturaleza, Gualinga muestra el camino a una sociedad sostenible y a vivir con la naturaleza, no contra ella", consta en el fallo.

La fundación sueca resalta que la voz de Gualinga tiene un valor "incalculable" en la "catastrófica" situación ecológica en la que se encuentra el mundo.

Publicidad

La Fundación para la Memoria de Olof Palme fue creada en 1986 por la familia del popular primer ministro, asesinado ese mismo año, y la dirección del Partido Socialdemócrata Sueco para promover el entendimiento entre las naciones y la seguridad internacional.

Entre los premiados con este galardón, instituido en 1987, figuran Amnistía Internacional, la dirigente palestina Hanan Ashraui, la opositora birmana Aung San Suu Kyi, Nobel de la Paz en 1991; y el ex secretario general de la ONU Kofi Annan.

La cuantía del premio, que se entregará el próximo día 30, asciende a 100.000 dólares (88.143 euros). (I)