El 2003 llamó y al parecer quiere un final feliz para la cantante Jennifer López y el actor Ben Affleck, quienes han vuelto a retomar el cariño que los unió a inicios del milenio. En 2002, el actor llegó a proponerle matrimonio y a protagonizar el video de la canción Jenny from the Block, en donde simulan ser perseguidos por paparazzi mientras viven su relación.

Los fanáticos siguen de cerca la aparente reconciliación de la pareja y este fin de semana encontraron nuevas pistas de que su amor continúa vivo. Por ejemplo, notaron que Ben Affleck ha vuelto a usar el reloj deportivo que J. Lo. le regaló en 2002 y que luce en el video musical.

Días atrás, las cámaras también captaron a Ben Affleck entrando al mismo gimnasio donde la intérprete de Let’s Get Loud se ejercita (Anatomy Fitness, Miami).

“Fueron a hacer sus entrenamientos con entrenadores separados, pero no estaban tratando de ocultar su relación de ninguna manera. Se quedaron cerca el uno del otro mientras hacían ejercicio y se abrazaron, jugaron juntos y compartieron un beso entre series. Todos tenían claro que tenían una química intensa y que se estaban divirtiendo juntos”, confirmó una fuente a Entertainment Tonight.

Publicidad

TMZ también obtuvo fotos de ellos compartiendo en Miami, donde pasaron el último fin de semana. Cuando López notó las cámaras, finalmente se rindió y sonrió ampliamente.

Todo esto seguido a su primer gran viaje juntos de este año al estado de Montana, Estados Unidos, donde pasaron tiempo en un club privado, rodeados de nieve, luego de aparecer en el concierto VAX Live, a favor de una distribución equitativa de vacunas contra el COVID-19 en el mundo.

Al parecer, y para los ojos de Ben, ella sigue siendo la misma Jenny de la que se enamoró en 2002.