El entierro de la reina Isabel II está previsto para el 19 de septiembre y, hasta entonces, su ataúd descansará en el Parlamento en Londres. Este lunes su cortejo fúnebre salió del palacio real de Holyroodhouse, en Edimburgo, hasta la catedral de St. Giles, donde permanecerá hasta el martes que sea trasladado a la capital inglesa.

Las personas que quieran asistir a dar sus últimas despedidas a la monarca en el Palacio de Westminster deberán cumplir con una serie de reglas, que fueron publicadas por el gobierno un día después de que miles de personas se juntaron en el camino del coche fúnebre desde el Castillo de Balmoral hasta Edimburgo.

Parte de la familia real británica acompaña el féretro de Isabel II en la procesión que lleva el cuerpo de la difunta reina desde el Palacio de Holyroodhouse a la Catedral de St Giles, en Edimburgo, Escocia. EFE/EPA/ADAM VAUGHAN Foto: ADAM VAUGHAN

Las primeras advertencias que hace la entidad es que los asistentes estén preparados para soportar las largas filas de espera para ingresar a Westminster Hall, donde reposará el ataúd. Además, los visitantes tendrán que pasar por un control de seguridad al estilo aeropuerto, por donde solo podrán entrar con una bolsa pequeña.

Publicidad

En esta bolsa pequeña, las autoridades aconsejan llevar lo que se necesite para la espera, como cargadores de celulares, medicinas, protector solar, etc. Lo que no se permitirá entrar es alimentos, líquidos, flores o velas, pancartas y, según las reglas, los dispositivos electrónicos deberán ser apagados antes de pasar por el control de seguridad.

Por ser “miembros de la realeza sin tareas oficiales”, los príncipes Enrique y Andrés no podrán usar el uniforme militar en el funeral de la reina Isabel II

“Respete la dignidad de este evento y compórtese apropiadamente. Debe permanecer en silencio dentro del Palacio de Westminster”, explica una de las reglas, que también pide vestimenta apropiada.

“Filmar, fotografiar, usar teléfonos móviles u otros dispositivos portátiles en el área de búsqueda de seguridad o dentro del Palacio de Westminster. Traer o levantar tiendas de campaña. Encender barbacoas y fogatas”, está dentro de lo prohibido.

Publicidad

El Departamento de Digital, Cultura, Medios y Deportes advirtió: “Si desea asistir a la despedida de su majestad, tenga en cuenta que habrá una cola, que se espera que sea muy larga. Deberá permanecer de pie durante muchas horas, posiblemente durante la noche, con muy pocas oportunidades para sentarse, ya que la fila se moverá continuamente”.

“Se esperan grandes multitudes y es probable que haya retrasos en el transporte público y cierres de carreteras en la zona”, añadió el organismo gubernamental.

Publicidad

(I)