Los abogados del actor estadounidense Alec Baldwin solicitaron este viernes un arbitraje legal con los productores de la película Rust, en cuyo rodaje falleció accidentalmente por un disparo del intérprete la directora de fotografía Halyna Hutchins.

La defensa de Baldwin alegó que el contrato del actor lo protege de cualquier responsabilidad financiera derivada del suceso y solicitó a los productores que cubran los costos asociados al proceso judicial, según consta en su petición, publicada en el medio especializado Deadline.

Para los abogados del intérprete, “alguien es culpable” de no haber garantizado la seguridad en el set de rodaje, pero “ese alguien no es Baldwin”, quien es “solo un actor”.

Así fue el momento en que Alec Baldwin disparó y provocó la muerte en una filmación

Baldwin confió en que otros profesionales estuvieran preparados para hacer su trabajo (...). Nunca había estado involucrado en ningún problema de seguridad en rodajes (...) y había utilizado armas en al menos doce películas”, apostilla el texto.

Publicidad

Además, de acuerdo con esta demanda de arbitraje, a Baldwin no se le pidió que revisara el arma durante la prueba antes de la grabación.

Los letrados añadieron que la propia Hutchins le indicó a Baldwin que apuntara hacia ella (de acuerdo con el guion) para determinar el ángulo de la cámara que se iba a utilizar en esa escena específicamente.

Desde que el pasado 21 de octubre la directora de fotografía perdiera la vida durante el rodaje de Rust en Nuevo México (EE. UU), Baldwin se ha enfrentado a diversas causas judiciales que exigían una reparación de daños tras el trágico incidente.

La familia de la cineasta que murió en el set ha demandado al actor Alec Baldwin

Hace apenas un mes, la familia de Hutchins demandó a los responsables de la producción de la película encargados de garantizar la seguridad durante el rodaje, así como a Baldwin, al ser él quien disparó el arma durante la grabación.

Publicidad

Por añadidura, en el mismo expediente judicial también se reveló que Baldwin había querido que el elenco y el equipo del western completaran la filmación en las semanas siguientes después del fatal accidente.

Todo esto como una forma de honrar a la difunta directora de fotografía que falleció a los 42 años.

Según los informes, el actor de 63 años trazó un plan para apoyar a su esposo, Matthew Hutchins, y a su hijo, de 9 años, a través de las ganancias de la película y el pago del seguro, informó The New york Times.

El documento legal puntualizó que “este es un caso raro en el que el sistema no funcionó, y alguien debe ser declarado legalmente culpable por las trágicas consecuencias”.

Publicidad

La Oficina del Sheriff de Santa Fe, ciudad de Nuevo México donde se registró el siniestro, aún no ha acusado a nadie en el incidente.