La historia de amor entre el príncipe Carlos de Inglaterra y Camilla Parker Bowles tuvo altos y bajos a lo largo de los años, desde mucho antes de que pudieran casarse.

Sin embargo, parte de las vivencias de Camilla y su actual esposo parecen una historia repetida de sus antepasados, pues al parecer sus tatarabuelos, Alice Keppel y Eduardo VII también fueron parejas.

La historia que se repite entre Camilla y Alice

Según el medio Town & Country, el triángulo amoroso que protagonizaron Camilla Parker Bowles, el príncipe Carlos y Diana de Gales hace ya tantos años, no fue el único idilio de este tipo. Y no solo se trata de una historia similar, sino que además parece haberse heredado entre familiares.

Así confrontó la princesa Diana a Camila de Cornualles durante una fiesta

El rey Eduardo VII de Inglaterra fue el monarca de la nación desde 1901 hasta 1910, y es el bisabuelo de la reina Isabel II, es decir, el tatarabuelo del príncipe Carlos. Su reina consorte fue Alejandra de Dinamarca.

Publicidad

Por otro lado, Alice Keppler, quien fue la tatarabuela de Camilla Parker, estuvo casada con el teniente coronel George Kepplel, un oficial real del ejército británico, y era una dama reconocida en la alta sociedad.

Pero eso no le fue un impedimento para sostener una relación extramatrimonial con el rey Eduardo VII. Y según lo relata “Town & Country”, Alice era la amante favorita del rey.

Se dice que Alice Kepplel destacaba por su belleza, pues se la describe como una mujer de tez pálida, cabellos castaños y grandes ojos azules, y que al mismo tiempo era sumamente amable con todos.

Camilla Parker tiene un elemento distinto

A diferencia de la ardua rivalidad que existió entre Diana de Gales y Camilla Parker cuando Lady Di descubrió que el príncipe Carlos la engañaba con Camilla, el de sus antepasados fue una historia mucho más tranquila.

Publicidad

Por qué el abuelo de Isabel II cambió el apellido alemán de la realeza británica a Windsor

Tanto George Keppler como la reina Alejandra de Dinamarca eran conscientes de la relación que había entre el rey Eduardo y Alice Keppler.

Se dice que, de hecho, George Keppler se vio beneficiado de aquella relación, pues el rey le regaló acciones millonarias a su esposa en una compañía de caucho, y por su parte Alice y la reina consorte eran aliadas, y Alice incluso escogía regalos para Alejandra de Dinamarca. (E)

Te recomendamos estas noticias