La vida de Aladino está fuera de peligro, pero aún sigue delicado. Enrique Vargas Mármol, su nombre verdadero, ha permanecido hospitalizado desde el viernes, 1 de marzo, por un alza en su presión arterial que habría provocado una hemorragia hipertensiva.

Esta mañana, Carla Vargas, una de las hijas del artista, informó a este Diario detalles de su estado de salud. “Él está delicado aún, pero su presión ya se estabilizó, así que cada avance en su salud nos alegra el alma”, afirmó.

Descartó que el Mago de la Rockola tenga que someterse a una operación. “Hasta el momento, él no necesita ningún tipo de intervención quirúrgica”, dijo.

Publicidad

Ella y todas sus hijas mantienen la fe de que su padre se recupere pronto. El domingo pasado, Vargas dedicó unas sentidas palabras para su padre mientras deja todo en manos de Dios y el equipo médico. Estas palabras son parte de un fragmento de la canción Príncipe de paz, de Marcos Brunet. “Príncipe de paz, aun cuando nada veo, en la espera te puedo encontrar. Miro los cielos y cuento las estrellas. Sé que tú no me abandonarás porque tú eres fiel y verdadero”, expresó la abogada guayaquileña en sus redes sociales con el fondo musical de Fiel, de Majo y Dan.

El sábado, las hijas emitieron un comunicado donde indicaron que están a la espera de su evolución. Aprovecharon para agradecer las muestras de cariño y la preocupación de medios y amigos: “Gracias por todas las oraciones, llamadas y mensajes de apoyo que hemos recibido de amigos y medios de comunicación”.

Y, tal como se lo habían expresado a EL UNIVERSO, pidieron que las personas no difundan información no confirmada de primera mano. “Solicitamos no creer en falsas especulaciones que solo causan daño en un momento tan sensible como este”, declaran. (I)