Mark Zuckerberg fundó Facebook en 2004 cuando todavía era un estudiante universitario. Desde que la compañía salió a Bolsa en 2012, el CEO ha sumado una media de 9.000 millones de dólares cada año a su fortuna.

Zuckerberg conduce un coche económico y usa ropa básica, pero él y su esposa, Priscilla Chan, son conocidos por gastar su dinero en casas. Las que suelen ir añadiendo con el tiempo también los terrenos de alrededor, probablemente también por motivos de seguridad.

Además, invierten miles de millones en educación infantil e investigación médica con la que esperan curar todas las enfermedades.

Más allá de eso, Zuckerberg mantiene un estilo de vida bastante austero. No derrocha en viajes, su boda se celebró en el jardín de su casa, el menú en su luna de miel incluyó McDonald’s y prometió donar el 99% de sus acciones en Facebook a lo largo de su vida.

Publicidad

En mayo de 2012, ocho años después de su fundación, Facebook debutó en la Bolsa de Nueva York. En ese momento, fue la mayor oferta pública inicial de tecnología de la historia.

Como muchos otros de Silicon Valley, a Zuckerberg le gusta ir casi de uniforme. Aunque de apariencia casual, sus camisetas grises y sudaderas con capucha son diseñadas por marcas de lujo y son mucho más caras de lo que parecen.

Zuckerberg es conocido por conducir coches relativamente baratos. Ha sido visto en un Acura TSX, y un Honda Fit, todos ellos valorados en o por debajo de 30.000 dólares.

También ha sido visto conduciendo un Volkswagen Golf GTI negro, un coche que compró cuando ya era rico. Es un coche que costaría unos 30.000 dólares siendo nuevo.

Publicidad

Pero sí se permitió un capricho con un coche deportivo, un Pagani Huayra italiano que se vende por unos 1,3 millones de dólares.

Propiedades

En mayo de 2011, compró una casa de 463 metros cuadrados —a la que equipó con un “asistente virtual inteligente personalizado”— en Palo Alto por 7 millones de dólares.

Al año siguiente, Zuckerberg comenzó a comprar los terrenos que rodeaban su casa, gastando más de 30 millones de dólares para adquirir 4 casas, con planes de reformarlas.

También es dueño de una casa en el distrito de la Misión de San Francisco. Compró la casa de 510 metros cuadrados en 2013 y procedió a gastar más de un millón de dólares en reformarla, incluyendo la construcción de un invernadero y la remodelación de la cocina.

Publicidad

En 2014, la cartera de propiedades del multimillonario se expandió al Pacífico cuando gastó 100 millones de dólares en 2 propiedades en la isla de Kauai: la Plantación Kahu’aina, una antigua plantación de caña de azúcar de 144 hectáreas, y Pila’a Beach, una propiedad de 159 hectáreas con una playa de arena blanca.

Recientemente compró 2 propiedades a orillas del lago Tahoe, que costaron un total de 59 millones de dólares. Una de las casas, llamada Brushwood Estate, tiene 486 metros cuadrados y 2,5 hectáreas. La propiedad cuenta con una casa de invitados y un muelle privado.

Entre sus 2 propiedades en el Lago Tahoe, posee más de 180 metros de costa privada en la orilla oeste del Lago Tahoe.

Cuando Zuckerberg compra una propiedad, tiende a comprar las casas que la rodean por motivos de seguridad, como hizo en Palo Alto.

Publicidad

Donaciones

El lujo no es lo único en la vida de Zuckerberg. El CEO de Facebook dona gran parte de su dinero.

Zuckerberg dijo en septiembre de 2017 que planeaba vender de 35 a 75 millones de acciones en los próximos 18 meses para financiar la Iniciativa Chan Zuckerberg, por un total de entre 6.000 y 12.000 millones de dólares.

Algunas de sus acciones en Facebook se destinaron a la Iniciativa Chan Zuckerberg, una organización filantrópica que fundó con su esposa en 2015 y que se centra en “el aprendizaje personalizado, la curación de enfermedades, conectar a las personas y la construcción de comunidades fuertes”.

La Iniciativa Chan Zuckerberg se ocupa de cuestiones tanto locales como mundiales. En 2016 Zuckerberg y Chan invirtieron 3.000 millones de dólares en investigación enfocada a curar las enfermedades del mundo antes del fin de siglo.

Para lograr sus objetivos, la Iniciativa Chan Zuckerberg lanzó una organización sin ánimo de lucro de 3.000 millones de dólares llamada Biohub para empezar a investigar la cura de enfermedades, incluyendo la investigación en genómica, enfermedades infecciosas y dispositivos implantables. (E)