Los hambrientos clientes de un barrio neoyorquino recibieron esta semana una “porción extra de Hollywood” con su pedido, pues quien se lo preparó fue el actor nominado al Óscar Bradley Cooper.

Sí, el protagonista de Silver linings playbook (2012) se puso este miércoles el delantal de cocinero para prender las hornillas del camión de comida Danny & Coop’s Cheesesteaks, junto con Danny DiGiampietro, propietario de la pizzería Angelo’s, del sur de Filadelfia.

“Coop’s” es evidentemente por Cooper, el apellido del actor.

Publicidad

“Su talento es natural”, se escucha decir a Danny en un video compartido en sus redes sociales en referencia a las habilidades culinarias de Bradley.

Hoy, el servicio continúa y Cooper sigue dominando esos utensilios para preparar el sándwich emblemático de Filadelfia.

Los cheesesteaks cuestan $ 10 y las ganancias se destinan a organizaciones benéficas de alimentación.

Publicidad

“El 100 % de las ganancias se donará para ayudar a alimentar a los neoyorquinos necesitados”, muestra una nota en el menú.

Los amigos ya han creado también una cuenta de Instagram para su negocio, pero aún no podido subir contenio porque están muy ocupados atendiendo a su clientela.