El cocinero español José Andrés, Premio Princesa de Asturias de la Concordia 2021, afirmó este jueves que “está bien soñar en grande”, pero hay que “actuar en pequeño”, porque los grandiosos discursos “nunca van a acabar con el hambre en el mundo”.

“Es el momento de preguntarse si las recetas del pasado siguen siendo las adecuadas para el presente y el futuro”, ha dicho en un encuentro con alumnos de Formación Profesional de las ramas de hostelería y turismo en la capital del Principado de Asturias (norte de España).

El chef José Andrés, fundador de la ONG, World Central Kitchen (WCK), y Premio Princesa de Asturias de la Concordia 2021, visitó la quesería "Rey Silo" de la que es socio. La ceremonia de entrega de los galardones se celebrará el viernes 22 de octubre, en el Teatro Campoamor de Oviedo. Foto: EFE

El encuentro ha tenido lugar un día antes de recoger de manos del rey de España el galardón por su labor al frente de la ONG World Central Kitchen (WCK), que ha prestado ayuda a más de una decena de países damnificados por catástrofes, repartido cinco millones de comidas y reunido a unos 45.000 voluntarios.

WCK, una ONG en crecimiento

José Andrés ha hecho un llamamiento a los diferentes gobiernos para que ningún Banco de Alimentos carezca de presupuesto para desarrollar su actividad y ha afirmado que todas las personas deberían contar con un salario mínimo “digno” para “acabar con el hambre en las propias comunidades”.

Publicidad

El cocinero, afincado desde hace casi tres décadas en los Estados Unidos, donde ha levantado un imperio gastronómico, ha afirmado que la organización que lidera “misión a misión, va aprendiendo y creciendo” para llegar a nuevos lugares afectados por crisis humanitarias.

El cocinero José Andrés(d) y el director ejecutivo de World Central Kitchen, Nate Mook (i) durante un encuentro con estudiantes de ESO y Bachillerato. Foto: EFE

El chef asturiano ha subrayado que, “aunque le queda mucho recorrido”, WCK “empieza a tener un lugar” y es una “realidad con o sin José Andrés”, algo que le llena “de orgullo”.

Reconocimiento a Ferran Adrià

Durante su estancia en tierras asturianas, José Andrés ha participado en otros encuentros, como el celebrado el miércoles 20 de octubre en la localidad de Mieres ante más de 200 personas, en el que reconoció: “Si alguien plantó en mí la semilla de la generosidad, fue Ferran Adrià”, el chef catalán que ha alimentado “al mundo de forma mejor y más eficaz”.

José Andrés, que antes de emprender su vida en los Estados Unidos trabajó en el desaparecido El Bulli, aseguró que Adrià fue el “faro al que seguir” cuando iniciaba su carrera entre los fogones y quien le dio “cobijo y sentimiento de familia”.

En su opinión, Adrià es el chef que más platos ha creado, si bien en lugar de “quedarse todo para él mismo” ha tenido “la generosidad de compartirlo con el prójimo”.

El cocinero catalán, que participó en el encuentro de manera telemática, destacó de José Andrés su “esfuerzo sobrehumano” por haber situado “la marca España en los Estados Unidos a un nivel increíble” y dijo que lo que ha hecho con su ONG “no tiene precio” al haber realizado misiones de ayuda a más de una decena de países, repartido cinco millones de comidas y reunido a unos 45.000 voluntarios.

En el acto también tomó la palabra el presidente de la organización Mensajeros de la Paz, el padre Ángel, para poner en valor la “solidaridad” del cocinero asturiano y agradecer la donación que hará del Premio Princesa a la isla canaria de La Palma, algo que “solo hacen los grandes”. (I)