El interés en la ciencia y el espacio, combinado con su habilidad por el arte, provocó que Paula Romero fuera la primera ecuatoriana en poder decir que su trabajo será expuesto en el espacio. Aunque le parezca sorpresivo, Romero, de 26 años, fue seleccionada para estar en la Estación Espacial Internacional.

¿Pero de qué trata esta estación? Es una estación espacial que funciona como un espacio colaborativo entre los programas espaciales de Estados Unidos, Japón, Rusia, Canadá y Europa. Esta pequeña comunidad científica flotando en el espacio y girando alrededor de la Tierra a 400 kilómetros por encima de nosotros albergará el piecito ecuatoriano hecho por Romero.

Sobre los hombros, así fue como la artista tituló a su pieza y a partir de ello la dotó de sentido. Se trata de un pie diminuto (un centímetro cúbico) hecho en oro y grabado. “Lo más difícil de todo fue hacerlo a esa escala. La medida más larga que tiene es 7 milímetros”, cuenta. Su propósito con esta escultura era “hacer una oda a la evolución”, según explica. “La frase que está marcada (en el pie) es “Sobre los hombros de gigantes” y es una frase que tiene trayectoria”.

Es de oro y su medida más larga es de 7 milímetros.

La frase completa es “Estar parados sobre los hombros de gigantes” y la escultora indica que se refiere a todo lo que está detrás tuyo, ahora te sostiene. El dicho se le atribuye a Isaac Newton, porque él lo escribió en una carta en la que reconoció que solo había llegado a sus conclusiones sobre las propiedades de la luz debido al trabajo pionero realizado por Descartes y Hooke.

Publicidad

Paula Romero es psicóloga clínica. Foto: El Universo

“Para mí es decir que todas esas especies y toda esa vida que existía en la tierra antes hacen posible que yo esté aquí parada. El símbolo del pie hace alusión al hecho de estar parado y haber recorrido un camino. Por eso lo escogí, personifica ese movimiento que hemos tenido como especie de movernos de un lado a otro…”, dice.

Paula Romero es psicóloga clínica, sin embargo, en el arte halla su esencia y ahora se dedica 100 % a ello. Arte y joyería son sus ocupaciones e indica que la experiencia en joyería le fue de gran ayuda para trabajar el pie en metal (oro).

Recuerda que hacer la pieza le tomó un par de semanas, también cuenta que decidió tallarlo a mano, en vez de usar una impresora 3D. “Mucho de mi trabajo lleva esta conexión con la mano humana”, explica.

Así es como el piecito ecuatoriano se irá al espacio con Nanoracks (en febrero del 2022), una compañía privada que funciona de transporte de la tierra a la estación espacial. Esta compañía lleva artículos para abastecer las naves espaciales y la pieza de la ecuatoriana, así como la de los otros artistas seleccionados.

Moon Gallery

Sobre los hombros participa en el ensayo de lo que se pretende será el primer museo en la luna. Sin embargo, en esta fase llegará a la Estación Espacial Internacional.

En un documento la galería lo explica todo: “Moon Gallery Foundation está desarrollando una galería de arte que se enviará a la luna, lo que contribuirá al establecimiento del primer puesto avanzado lunar. Se integrarán 100 obras de arte en una bandeja de cuadrícula de 10 x 10 x 1 para volar a la luna en 2025. La luna es el hogar definitivo de la galería, pero la idea no comienza ni termina allí: nuestro trabajo se basa en expandir el diálogo cultural de la humanidad más allá de nuestro planeta de origen”.

“El punto donde la galería se encontrará con el cosmos por primera vez es la órbita terrestre baja en 2022. Para este vuelo de prueba, en colaboración con Nanoracks, volamos la galería a la Estación Espacial Internacional a bordo del cohete NG-17 dentro del marco de un Northrop. Misión de reabastecimiento de Grumman Cygnus en febrero de 2022. Los proyectos de arte presentados en la galería alcanzarán la frontera final del hábitat humano y marcarán el punto de encuentro histórico de la galería de la luna y el cosmos. Alcanzar la órbita terrestre baja de camino a la luna es el primer paso para extender nuestro diálogo cultural al espacio”.