La escritura manuscrita transmite rasgos característicos y propios de cada persona. De acuerdo al sitio especializado Grafología y Personalidad, por medio de la escritura se puede descubrir el carácter, el temperamento, las aptitudes y las emociones, entre otras.

La grafologia es la disciplina que estudia la escritura y los grafismos en general, como representación o reflejo de la identidad de quien escribe. Según lo establece la grafóloga Salia Tibanlombo, la escritura puede encajar en algunos de los siguientes modelos: caligráfica, angulosa, redondeada, redonda, complicada, sencilla, plena, falseada o artificial, buclada, estructura infantil, simplificada, guirnaldas, entre otras formas de escritura.

Sin embargo, para conocer las personalidad de cada individuo se toma en consideración el grafismo: dimensión o tamaño, forma, inclinación, dirección, velocidad, orden, presión, continuidad o cohesión, y sub-aspectos de estos.

La especialista Tibanlombo explica que el cerebro va a condicionar la escritura. “El cerebro es el “jefe de la banda” al que dejamos que decida cómo nos vamos a sentir hoy, su decisión no es arbitraria, sino que escucha los pensamientos”.

Publicidad

La escritura se produce a partir de determinadas zonas del cerebro, se coordina movimientos con emociones y cogniciones. Hay millones de neuronas que se conectan para que se produzca la escritura.

El sitio web Grafología y Personalidad revela que cuando se presentan pensamientos gratos, felices, optimistas, el cerebro elabora compuestos químicos como las endorfinas, dopamina, entre otros. Estos influyen en la escritura y conducen por ejemplo, a que escribamos un renglón ascendente, óvalos abiertos, escritura extensa, los finales de las letras hacia la derecha y hacia arriba, entre otros rasgos.

Por otro lado, los pensamientos negativos, de enojo, molestia, disgusto producen otras sustancias como los neuropéptidos. Lo que resulta en otras formas de escritura como el cierre de los óvalos, se comprime el gesto, empujan el renglón hacia el descenso, los trazos finales se reprimen, van hacia abajo o hacia la izquierda, entre otros rasgos.

También el tamaño puede darnos pistas de la personalidad. Si tienes un tamaño de letra grande es probable que seas una persona sociable, valiente y muy segura de ti misma. Si tu letra es mediana, significa que te adaptas fácilmente a las circunstancias y eres abierto al cambio. Si escribes con una letra de tamaño pequeño, tiendes a ser tímido, meticuloso e introvertido.

Publicidad

¿Cómo dibujamos las letras?

El portal Universia destaca las diferentes formas de dibujarlas.

  • Letras redondas: Se trata de una persona creativa, imaginativa y artística.
  • Letras puntiagudas: Tiende a ser más agresivo, intenso, inteligente y curioso.
  • Letras conectadas entre sí: Los guía la lógica, son sistemáticos y toman decisiones con mucho cuidado.

¿Existe una forma correcta de escribir?

“No existe una regla fundamental para o un modelo o forma que sea correcta de escritura, pero se puede sugerir la práctica de la escritura caligráfica o la escritura caligrafiada”, comenta Tibanlombo. (I)