Dice que su propósito es sacar el arte a la calle. “Me voy a lanzar a las calles (...). Yo quiero que todos, absolutamente todos los artistas, estemos volcados a que nos vean, a que la ciudad sepa que tiene artistas”, expresa enfáticamente Hellen Constante, quien desde el pasado 15 de septiembre asume la Dirección de Cultura del Municipio de Guayaquil.

Hellen Constante es la nueva directora de Cultura del Municipio de Guayaquil

“Espero que esta dirección tenga un éxito, que espero no solo sea mío. Este es un trabajo de varios colaboradores, es un equipo lindo”, expresa Constante, quien además es artista plástica.

Hellen Constante, Directora de Cultura. Foto: José Beltrán Foto: El Universo

Es por eso que desde su experiencia dice conocer el lugar que se le ha dado por muchos años al arte y la cultura, y que desde su gestión le gustaría ayudar a mejorar. “Siempre se ha dejado al arte y la cultura a un lado, y eso no puede pasar en una ciudad con el progreso que tiene Guayaquil, de que quede muy por debajo, que quede guardada en escenarios y auditorios... es hora de hacer historia”, manifiesta.

Desde su minimalista y pacífica oficina, situada en la Biblioteca Municipal, menciona que una de las formas que empleará para acercar el arte a la comunidad es mediante una plataforma móvil, que desarrollarán en octubre. “Esta plataforma irá por todos los barrios de la ciudad, con música nuestra, con coros, para que todos disfruten, para que se sientan las fiestas de Guayaquil”, dice.

Publicidad

Hellen Constante, Directora de Cultura. Foto: José Beltrán. Foto: El Universo

Constante busca romper ese muro entre la dirección y la sociedad, asegura que estará presta a escuchar a los artistas y comunidad en general que desee proponer iniciativas. “Yo creo que tengo que oír a todos. Hasta el último día que esté sentada aquí voy a trabajar por el artista, tratar de encontrarles no solo una presentación, sino también tratar de encontrarles los medios para que ellos puedan sobrevivir”, manifiesta.

“El arte es algo al que hay que dedicarle tiempo y espacio. Y hoy la alcaldesa me ha dicho: ‘Hellen, este espacio es para que tú lo trabajes’. Se lo he aceptado con mucho gusto y sobre todo con mucho compromiso”, añade.

Con respecto al proyecto Letras vivas, criticado por varias escritoras que afirmaron no recibir retribución económica por la propiedad intelectual, luego de plasmar frases de su autoría en paredes de la ciudad, a mediados de este año, dijo: “Está en manos de personas que están capacitadas en dar una opinión de eso. El encargo para mí es otro, es darles oportunidad a todos”, remarcó.

La directora hace honor a su apellido, pues la constancia ha sido parte fundamental de su camino. Por trece ocasiones postuló para el Salón de Julio, hasta que logró el primer lugar en la decimotercera vez, convirtiéndose en la segunda mujer en ganar el Salón de Julio.

Hellen Constante trabaja en la escultura de Carlos Rubira Infante.

El arte siempre ha estado presente a lo largo de su vida -tiene 61 años de edad-, su padre fue el pintor y muralista Theo Constante. La ciudad ha sido testigo de lo que ha creado con sus manos, en varios rincones de Guayaquil se levanta una escultura hecha con sus manos. Entre las obras que destaca se encuentra la escultura de Ana Villamil Ycaza, Julio Jaramillo y Carlos Rubira Infante. A la ciudad ha entregado arte y -asegura- ahora no es la excepción.

“Espero entregarme, como me he entregado en todos los momentos de mi vida, a mi carrera. Mi lema es el trabajo, y el que quiere trabajar toque la puerta, porque vamos a bañar a la ciudad de arte, que a la persona que viene le impresione y la que vive aquí se admire”, sostiene.

Publicidad

Actividades y proyectos futuros

Entre las actividades que desea ejecutar se encuentra el Festival del Pacífico, un encuentro de música afro en el que anteriormente han participado Perú y Colombia. “Este festival tiene el aval de la Unesco, es algo que realmente va a hacer historia y con el que el Municipio de Guayaquil está colaborando”, dice.

Además, para el siguiente año realizará el primer Salón de la Escultura. Y retomará las convocatorias para el Salón de Julio, Salón de Octubre y Festival de Artes al Aire Libre.

En octubre de este año efectuará una donación de libros en los exteriores de la Biblioteca Municipal. “Hay libros en la biblioteca que hay que regalarlos. Hay tanta gente que sueña con leer un libro”, señala.

Sostiene que otro de sus proyectos es convertir las calles peatonales de la ciudad en espacios donde los artistas puedan exponer su trabajo: músicos, esculturas vivas, teatreros y más. (I)