Varias figuras francesas consideraron este domingo que el próximo premio Nobel de Literatura debería ser otorgado al escritor británico Salman Rushdie, acuchillado el viernes en el estado de Nueva York 33 años después de ser condenado a muerte por el régimen de Irán por su novela Los versos satánicos.

Salman Rushdie ya no necesita respirador, pero sigue “en estado crítico”, informó su hijo

“No puedo imaginar a ningún otro escritor que tenga la audacia, hoy en día, de merecerlo más que él. La campaña empieza ahora”, escribió el mediático filósofo y escritor francés Bernard-Henri Lévy en las páginas del semanario “Le Journal du Dimanche” (JDD).

El autor es blanco de una fetua -un pronunciamiento religioso que puede tener fuerza legal en el islam- por parte de Irán desde finales de los años 1980, cuando publicó su libro Los versos satánicos.

El ayatolá Jomeiní, entonces líder supremo del país persa, emitió esta decisión en la que pedía matar al novelista con la promesa de una recompensa de tres millones de dólares para el asesino.

Publicidad

Rusdhie, cuyo nombre suena a menudo en las quinielas del Nobel, "ha sido castigado por haber escrito, desde hace 30 años, textos libres y que te hacen libre, y merece una reparación", continuó Lévy.

A esta petición se sumó la exministra francesa de Cultura Françoise Nyssen, codirectora de la editorial Actes Sud, que publica en Francia la obra de Rushdie.

Nyssen consideró que este reconocimiento podría reforzar la seguridad y posición de Rushdie ante “estos locos”.

Las autoridades en Nueva York acusaron este sábado a Hadi Matar, el presunto autor del apuñalamiento, de intento de asesinato y agresión con un arma, y permanece detenido, sin derecho a fianza.

Publicidad

Matar, de 24 años, se mantuvo en silencio en la corte donde le presentaron los cargos. Un defensor público asignado para el caso se declaró inocente en su nombre, de acuerdo con el diario The New York Times.

Tras la agresión, Rushdie fue llevado a un hospital en Pensilvania donde sobrevive con respiración asistida tras recibir varias puñaladas en el cuello, abdomen y brazos. Según su editor, es probable que pierda un ojo. (I)