El sector del retail (venta minorista) se ha visto profundamente transformado. El e-commerce viene cobrando relevancia en el mundo y varias empresas se posicionan como protagonistas en el comercio mundial.

Ecuador no es la excepción: más de 80.000 nuevos hogares mensuales se suman a comprar por online en este 2021 de manera habitual y su penetración ha alcanzado hasta un 44%. En esta ecuación, Whatsapp tiene un rol especial, permite una mayor penetración a diferentes estratos, incluidos top shoppers y de mayor edad y, en 2021, ha logrado ya hasta un 15% de penetración.

Durante la pandemia muchas empresas ecuatorianas reconocieron la necesidad de completar su oferta on-line e invertir en el canal fue una acción emprendida por muchas de ellas. Un estudio realizado por la agencia de consultoría de datos Kantar muestra que hasta un 78% de las empresas trabajaron en sus capacidades de e-commerce como respuesta la pandemia.

Dentro del ranking global Kantar BrandZ TM, el sector de venta minorista se ubica con un valor de $1,288,395 millones de dólares y un crecimiento total del +48%. Ello se evidencia mayormente en fechas clave como: el Black Friday (finales de noviembre) y Navidad, según la Cámara de Comercio de Guayaquil.

De 18,500 marcas y 512 categorías el gran líder por tercer año consecutivo es Amazon, la compañía estadounidense de comercio electrónico es considerada como una de las marcas de más rápido crecimiento aumentado su valor en un +64% y posicionándose en el ranking global en el puesto número 1 valorada en $683,852 millones de dólares.

A pesar de que el sector se enfrentó a diversos obstáculos en muchos aspectos, desde las interrupciones de las cadenas de suministros, retrasos en el envío, artículos agotados y limitantes para comprar cerca de su localidad, resultó que muchas de las marcas globales más valiosas del año pasado conservaron su mercado, especialmente aquellas que invirtieron en transformaciones en diferentes canales.

El año 2020 fue en que el comercio electrónico se aceleró como nunca: incluso entre demografía que antes se resistía, como las personas mayores, e incluso en categorías de retail como la compra de productos de primera necesidad, donde los clientes preferían inspeccionar el producto en persona.

¿Qué ha impulsado estos cambios de la era de la pandemia hacia el comercio electrónico y la compra en diferentes canales?

- Seguridad: La seguridad se convirtió en la prioridad principal del consumidor debido a la pandemia. En un tiempo en la que todas las excursiones fuera de casa se consideraban arriesgadas, la posibilidad de pedir una entrega a domicilio, o de recoger un pedido en la acera, cobró mayor relevancia.

- Accesibilidad: El atractivo de la comodidad de comprar en línea brilló a lo largo del 2020. Los clientes valoran mucho la facilidad y la tranquilidad que les proporcionaba elegir desde casa la lista de compras, especialmente en comparación con la posibilidad de ir a una tienda y encontrar que los productos que necesitaban estaban agotados. (I)