Tras varias fechas pospuestas, finalmente Ecuador disfrutará de Misión imposible: Sentencia mortal desde este jueves 13 de julio (un día después de que se estrene en Estados Unidos), en un intento de Tom Cruise, productor y protagonista de la cinta, de ganar más tiempo (y dinero) en taquilla, antes de que lleguen Barbie, de Greta Gerwin, y Oppenheimer, de Christopher Nolan, agendadas para el jueves 20 de julio.

Con 2 horas y 36 minutos de duración, esta película será la más larga de la saga de espías que arrancó en 1996 y que llegará a su final el 28 de junio del 2024, cuando se estrene Sentencia mortal, parte 2. “Al decidir hacer una gran aventura de dos partes”, explica el director Christopher McQuarrie, “sabíamos que estos episodios debían englobar a la franquicia completa. Este era el nivel que buscábamos”.

Para la producción, una de las principales preocupaciones de la trama, luego de seis películas previas, era encontrar una nueva amenaza mundial que resonara con la audiencia.

Publicidad

“En las primeras conversaciones, probablemente entre 2018 y 2019, quisimos buscar al villano de la próxima película”, recordó el director, quien también estuvo al frente de Fallout (2018), en una entrevista para Collider. “Ya hemos hecho amenazas nucleares, amenazas químicas, amenazas biológicas, hasta ‘la pata de conejo’ y Dios sabe qué amenaza fue esa. Pero la gran conversación que tuve con Tom (Cruise) desde el principio fue sobre la tecnología de la información y de lo que todo el mundo está hablando ahora es la inteligencia artificial”, comentó dejando una pista sobre lo que la audiencia verá en la producción.

Aunque el rol del villano recae sobre el actor Esai Morales, quien da vida al antagonista, Gabriel.

Esai Morales, Tom Cruise y Christopher McQuarrie en el set de Mission: Impossible: Sentencia mortal, parte 1. Foto: Photo Credit: Giles Keyte

Cruise también se mostró muy sentimental al llevar la cinta a distintos países durante su gira de promoción, que incluyó Australia, Italia, Corea del Sur, Londres y Emiratos Árabes. “Esta es la primera película (Misión imposible de 1996) que produje. Así que estar aquí haciendo esto décadas más tarde, teniendo este estreno, es muy especial. Y también el poder ver a cada persona de este elenco y saber lo duro que trabajaron... Estamos muy emocionados de poder compartirlo con el público”, dijo el actor de 61 años a su paso por el Leicester Square de Londres.

Publicidad

Junto con Cruise estarán Rebecca Ferguson como Isla Faust, Simon Pegg como Benji Dunn y Ving Rhames como Luther Stickell. Se suman Vanesa Kirby como la Viuda Blanca y también Pom Klementieff, Hayley Atwell, Shea Whigham, Indira Varma y Cary Elwes.

Uno de los grandes escenarios de la cinta será la terminal Midfield del Aeropuerto Internacional de Abu Dabi, sobre cuyo impresionante tejado de 315 metros se grabaron varias escenas de acción.

Publicidad

Para celebrar el estreno de la película en esa nación, Tom Cruise desveló además un diseño personalizado de la cinta en un Boeing 787 Dreamliner de Etihad Airways, que como aerolínea oficial de la película llevará ahora la marca del largometraje en este avión cuando vuele a destinos de todo el mundo. El público podrá ver el interior de la terminal cuando el filme se estrene.

Las escenas rodadas en la terminal de Midfield requirieron 21 días de preparación, siete días de producción de rodaje y contaron con la participación de 762 miembros del reparto, el equipo técnico y los proveedores, informó también la agencia EFE.

Otro momento de la filmación que se volvió viral fue Tom Cruise lanzándose al vacío (cayó libremente 4.000 pies) desde una motocicleta Honda CRF 250 personalizada, pues él mismo continúa haciendo sus propias escenas de riesgo. “Cada vez que bajaba por la rampa, era peligroso. Arriesgaba mi vida. Y queríamos que eso fuera mínimo”, afirmó Cruise. “Tenemos un lema en las películas Misión imposible. ‘No te mantengas seguro. Sé competente’”.

La preventa de entradas para ver la cinta en Ecuador ya está disponible.

Publicidad