Iris y Ariel tienen 17 años, son hermanos mellizos y viven junto con su madre y su hermana mayor, Lía, en una playa repleta de moluscos, pájaros y reptiles. Los adolescentes han crecido aislados del continente, en una relación fraternal que supera los límites de lo común y con un vínculo trascendental con la naturaleza. En busca de aquello que se vislumbra más allá del océano, Iris decide dejar la isla e ir a la ciudad. Los centros comerciales, el ruido, la búsqueda de un padre ausente, la separación de su mellizo y la ausencia de su madre definen la importancia del amor por sus hermanos y de su identidad en la naturaleza, esa es la trama que presenta La piel pulpo (Octopus skin), de la cineasta ecuatoriana Ana Cristina Barragán.

Esta película es una de las doce historias que transcurren en Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Cuba y México, que completan la sección Horizontes Latinos, la selección de largometrajes del año, inéditos en España, de entre todos los producidos total o parcialmente en América Latina, dirigidos por cineastas de origen latino, o que tengan por marco o tema comunidades latinas del resto del mundo.

En la selección que competirá por el Premio Horizontes figuran cuatro películas de la última edición de WIP Latam: Dos estaciones, La piel pulpo, Un varón y Vicenta B.

La directora y guionista Ana Cristina Barragán (Quito, 1987), que estudió el año pasado un posgrado de creación en Elías Quejereta Zine Eskola, regresa a San Sebastián con La piel pulpo / Octopus Skin, que formó parte de la cosecha de WIP Latam 2021 y clausurará la sección. Barragán obtuvo con su primer largometraje, Alba (2016), una mención especial del jurado Horizontes.

Publicidad

Su último proyecto, La hiedra, forma parte del programa de residencias Ikusmira Berriak de este año.

Todas las películas de la sección Horizontes Latinos optan al Premio Horizontes, dotado con 35.000 euros destinados al director o directora y a la distribuidora en España. El jurado del Premio Horizontes es el encargado de valorar y premiar estas cintas. Las películas de Horizontes Latinos que sean la primera o segunda de su directora o director (en este caso, 1976, Carvão, Dos estaciones, La jauría, La piel pulpo, Sublime, Tengo sueños eléctricos y Un varón) optan también al Premio TCM de la Juventud, atribuido por un jurado formado por 150 estudiantes de entre 18 y 25 años.

En La piel pulpo quiero abordar la fraternidad llevándola al extremo: a la gemelaridad. Quiero hablar de esa mezcla entre belleza y oscuridad en las relaciones mellizas, en el lenguaje único de los hermanos, aquella complicidad hermética de un mundo muy propio e incomprensible y en la ruptura que implica el crecer y separarse”, señala Barragán en un comunicado.

En esta producción “me interesa encontrar un universo visual maravilloso, que atraviese el lenguaje. El océano Pacífico y Punta Barandúa son los espacios que forman la isla imaginaria que se creará en La piel pulpo, un universo de animales con rasgos prehistóricos, de explanadas y moluscos. Necesito crear un aroma, un sabor particular que trascienda a la imagen y que se quede con el espectador; filmar este universo con rareza, con intimidad”, comenta la ecuatoriana. (I)