Estados Unidos (EFE).- El Festival de Cine y Derechos Humanos de Barcelona llega por primera vez a Miami este mes con una selección de documentales y películas de ficción que tocan temas como la inmigración, el acoso escolar y la violencia de género y con subtítulos en inglés añadidos para “asegurar que el idioma no sea una barrera”.

“Es una suerte poder traerlo aquí. Este festival se presenta en otras ciudades como Nueva York y París y gracias a la alianza con el Centro Cultural Español en Miami (CCEMiami) pudimos lograr este vínculo”, dijo a Efe Melissa Messulam, programadora del Koubek Center, donde se presenta el festival entre el 20 y el 22 de agosto próximos.

Se trata de la decimoséptima edición del festival independiente de cine sobre derechos humanos más antiguo que existe, y uno de los eventos más importantes y de impronta internacional de su tipo en España, señala un comunicado del Koubek Center.

La muestra, a la que se puede acceder gratuitamente, tanto de manera presencial como virtual, cuenta con 13 cortometrajes y largometrajes de África, Europa y Latinoamérica.

Publicidad

Esos filmes tratan temas globales como la inmigración, la violencia de género, el control de los alimentos por corporaciones multinacionales y la lucha por el respeto a la comunidad LGBTQ en varios países, detalla la organización del evento.

“Hay un poco de todo: cine independientes y otros títulos de directores con larga trayectoria profesional. La selección fue libre, siempre con la pauta de que los tres días las presentaciones fueran gratis”, añade Messulam.

Según la directora del Koubek Center, un palacete construido en 1929 con jardines y teatro con capacidad para 200 personas, la institución añadió subtítulos en inglés a las películas.

“Era necesario, queríamos asegurarnos de que el idioma no fuera una barrera. Se trata de temas universales independientemente de la cultura y el género” que muestren.

“Además”, agrega Messulam, “queríamos dar presencia a ciertos temas que son duros y siguen pasando a nivel global”.

Entre los filmes participantes están el documental Contramaré, de Brasil y dirigido por Daniel Marenco, que presenta una orquesta juvenil dedicada a llevar música y esperanza a una violenta favela en Rio de Janeiro.

Publicidad

También aparece en la selección el documental Burkinabe Bounty, con la dirección de Iara Lee, basado en el movimiento de resistencia local en Burkina Faso “por la soberanía alimentaria”.

Se suma a la lista Una cabrita sin cuernos, un corto de ficción de Sebastián Dietsch, de Argentina, con tono absurdo y “oscuramente cómico”. Está basado en hechos reales y narra cómo un libro infantil desata temores paranoicos en la dictadura militar que dominaba el país.

“Algunos de estos filmes son viñetas de agudos trazos que revelan el drama oculto de la pobreza”, como Macarrones, de España, un corto de ficción dirigido por Pedro Herrero; mientras otros como Diversidad y tierra (España), de Maria Popova, exploran el choque entre cultura y homosexualidad, religión e identidad de género, violencia y libertad.

Con esta muestra de filmes ya estrenados “y contemporáneos a la vez, queríamos dar presencia a ciertos temas que son duros, pero siguen pasando a nivel global”, afirmó la directora del Koubek Center.