Michael Bryce trata de llevar una vida normal luego de prestar sus servicios como guardaespaldas. Decidido a tomarse un descanso, llega una mujer en busca de su ayuda, ella debe rescatar a su esposo que fue secuestrado. El desarrollo y desenlace de esta historia se da en Hitman’s Wife’s Bodyguard (Duro de cuidar 2), que se encuentra en la cartelera de los cines de Ecuador.

Ryan Reynolds, Samuel L. Jackson, Salma Hayek, Antonio Banderas y Morgan Freeman son algunas de las estrellas que participan en esta cinta, que es una secuela de El otro guardaespaldas (2017).

Reynolds da vida a Michael; Jackson es Darius; Hayek es Sonia, esposa de Darius; mientras que Banderas interpretará a Aristotle y Freeman a Michael, quienes están implicados en un complot mundial.

Según Hayek, con su personaje en el filme hará que muchas mujeres se sientan ‘reivindicadas’. “Todavía hay mucha discriminación de edad, sobre todo cuando se habla de mujeres. Y eso es una cosa que mi personaje Sonia no soporta. Ella es explosiva por naturaleza. Pero si la quieres ver explotar más allá de lo concebible, insinúa algo sobre su edad y entonces prepárate...”, afirmó la actriz.

Publicidad

Mienyras, Reynolds durante una entrevista con Variety en forma de broma recordó sobre las cachetadas que le dio Hayek. El actor dijo que aún las puede sentir.

“Él me dijo que le diera. Él no pensó que le iba a dar tan duro, pero yo obedezco. Luego se la pasó quejándose, pero la verdad es que a mí también me dolía la mano. No vayas a pensar que solo a él le dolía la carota...”, ironizó la mexicana.

Crítica

Los especialistas no han sido tan generosos con la crítica para la cinta dirigida por Patrick Hughes, aunque hay algunas excepciones.

Positiva: “Una enérgica aventura de espías, con una hermosa fotografía (...) y un guion elaborado (...). Es potente en sangre, agallas, acción y poderío de estrellas”, dijo Carla Renata de rogerebert.com.

Neutral: “Es tan exagerada que resulta hasta insultante (...). Entonces, ¿es divertida? A veces sí; pero otras veces es agotadora”, señaló Owen Gleiberman de Variety.

Negativa: “Su humor ocasional se hunde en un mar de elementos típicos de comedias de acción que están anticuados desde hace décadas. Los actores merecen algo mejor y los fans también”, comentó John DeFore de The Hollywood Reporter. (E)