El belga Victor Campenaerts (Qhubeka Assos) se impuso en la decimoquinta etapa del Giro de Italia, disputada este domingo con meta en Gorizia.

Campenaerts disputó los kilómetros finales con el neerlandés Oscar Riesebeek (Alpecin-Fenix), a quien se impuso en el esprint a la meta.

El belga registró un tiempo de 3 horas 25 minutos 25 segundos, con diferencia de 17 minutos 21 segundos con el lote principal que llegó encabezado por los corredores del Ineos Grenadiers, resguardando al maglia rosa Egan Bernal.

En ese lote entró el ecuatoriano Jhonatan Narváez, que ocupó el puesto 19 en la jornada. En un tercer lote entró Alexander Cepeda (Androni Giocatolli-Sidermec), puesto 117 en la meta en Gorizia.

Publicidad

El colombiano Egan Bernal defendió por sexta jornada el liderato de la clasificación general, con 1 minuto 33 segundos de diferencia sobre Simon Yates (BikeExchange) y 1 minuto 51 segundos ante Damiano Caruso (Bahrain-Victorious).

Los ciclistas tricolores se movieron en la clasificación general. Narváez subió dos puestos y llegó al casillero 49, mientras Cepeda perdió un lugar y se ubica en el puesto 80.

La lluvia fue protagonista de una jornada accidentada, que marcó el retiro del alemán Emanuel Buchmann (Bora-hansgrohe), el eritreo Natnael Berhane (Cofidis) y el neerlandés Jos Van Emden (Jumbo-Visma). El percance, que afectó a parte del pelotón, obligó a la neutralización de la etapa en el primer tramo.

El más afectado fue Buchmann por su sexto puesto en la general. Más adelante dejó también la prueba Ruben Guerreiro (EF Education-Nippo) por lesiones.

Un numeroso grupo de escapados marchó adelante, entre ellos Bauke Mollema (Trek-Segafredo), Dario Cataldo (Movistar Team), Harm Vanhoucke (Lotto Soudal) y Dries De Bondt (Alpecin-Fenix), sorprendidos por los movimientos de Campenaers y Riesebeek, que quedaron sueltos para definir la etapa.

En el pelotón, Ineos marcó el paso y llevó al grupo sin consecuencias en la clasificación general, que mantiene de líder a su corredor Bernal.

La prueba sigue este lunes, antes de la segunda jornada de descanso. La etapa sale en Sacile y va hasta Cortina d’Ampezzo, la etapa reina de la edición 104 del Giro, con 212 kilómetros.

En el tramo los ciclistas deberán superar La Crosetta de salida, una dura subida de primera categoría, y en la parte final de la etapa subirán tres de las cimas más míticas de los Dolomitas, el Passo Fedaia, el Pordoi, que es la cima Coppi, y el temible passo Giau, antes del rapidísimo descenso final. (D)