Richard Carapaz agranda su leyenda en el ciclismo mundial. A los podios a los que se subió en las tres Grandes Vueltas del WorldTour sumó una medalla de oro en la ruta olímpica, logro sin precedentes en el pelotón, más cuando la del carchense es la primera presea dorada para un corredor latinoamericano.

“Su triunfo debe ser un impulso en el ciclismo de Ecuador y Latinoamérica, por lo histórico de la gesta”, consideración del periodista argentino Mario Sábato, de ESPN.

Para quien en el 2018 bautizó como Locomotora al pedalista carchense, la victoria en Tokio “es fundamental porque permite que muchas personas descubran el ciclismo. Los Juegos Olímpicos mueven pasiones y eso hará que mucha gente abra los ojos al ciclismo”, apuntó.

Un triunfo con sabor a gesta fue lo de Carapaz en el Fuji Speedway, dejó “una medalla ultravaliosa por cómo ganó y a quién”, dijo Sábato, en relación al belga Wout van Aert y al esloveno Tadej Pogacar, escoltas del tricolor en el podio olímpico. “Fueron las grandes figuras del Tour y eso le da más valor a la victoria, porque no perdieron carreras y Richard les ganó a los dos juntos”.

Para el argentino, si bien una presea olímpica de oro es extraordinaria “a nivel sociedad”, en el ciclismo “lo más alto es el Tour, incluso sobre el mundial”, que distingue al ganador con el maillot arcoíris.

La relevancia de la prueba francesa en el WorldTour será un parámetro de jerarquía para Carapaz en el interior de Ineos Grenadiers, su equipo. Según Sábato, es “una escuadra con muchas figuras, por eso no significa que ganar los Juegos Olímpicos lo ponga a Richard como la máxima figura de los británicos. Pero el podio en el Tour (tercero) sí lo catapulta a ser jefe de filas, pero tiene que convivir con otras superestrellas en esa formación”.

Profesional desde 2017, los triunfos de Carapaz son producto de “un rendimiento sostenido, un crecimiento constante. Richard es de los mejores del mundo. Está entre los cinco mejores, tal vez un poquito más arriba”, dice Sábato en charla con este Diario.

Los próximos grandes torneos del ciclismo rutero pueden tener al ecuatoriano Carapaz como protagonista. “Podría ser parte del mejor cartel de La Vuelta (14 de agosto al 5 de septiembre), junto a Primoz Roglic y Tadej Pogacar, y luego está el mundial (26 de septiembre). Aunque será muy difícil que despunte por el tipo de carrera, sobre adoquines, prueba como para otro tipo de ciclistas”, dijo Sábato, que antepone al sucumbisense Jhonatan Narváez para una mejor actuación. Cree Sábato que el coequipero de Carapaz en la hazaña olímpica “se adapta mejor a sus condiciones”. (D)