El equipo australiano femenino de relevos estableció un nuevo récord del mundo en la prueba de 4x100 libre, tras imponerse este domingo en la final de los Juegos de Tokio con un tiempo de 3:29.69.

El cuarteto australiano, integrado por Bronte Campbell, Meg Harris, Emma McKeon y Cate Campbell, rebajó en 36 centésimas la anterior plusmarca universal que poseía el propio equipo oceánico con un tiempo de 3:30.05 desde abril de 2018.

“Sólo una recuperada Sarah Sjostrom (52.62) cuestionó en la primera posta la superioridad de las australianas, que rompieron la baraja cuando se lanzó al agua la nadadora más rápida del año, McKeon y dejó un parcial de 51.35″, analizó el diario español Marca.

“Con la victoria decidida, la pelea se centró en los puestos de podio. Estados Unidos tuvo que recurrir a la campeona de los 100 libre en Río 2016, Simone Manuel, a pesar de que no se había clasificado en la prueba en línea en sus ‘trials’. Pero se topó con la nadadora con la que compartió el oro hace cinco años, la canadiense Penny Oleksiak, que llevó a su equipo de la cuarta a la segunda plaza, a más de tres segundos del cuarteto australiano”, agregó el periódico deportivo. (D)