Fue un reencuentro emotivo entre las pesistas Neisi Dajomes y Tamara Salazar con sus familias y la afición deportiva que estuvo a su arribo, luego de la consecución de sendas preseas en los Juegos Olímpicos Tokio 2020.

La caravana en un bus donde aparecen las imágenes de los medallistas de Tokio se dirigen hacia el Estadio Olímpico para un homenaje especial con mil asistentes. En el vehículo se movilizan Neisi Dajomes, medalla de oro; Tamara Salazar, medalla de plata; Angie Palacios, diploma olímpico en levantamiento de pesas.

La viceministra de Deportes, María Belén Aguirre, quien las recibió este miércoles, explicó que Alfredo Campo llegará esta noche ya que no consiguió un vuelo para estar en esta caravana de homenaje.

Las dos halteras llegaron a Quito a las 14:39 en vuelo procedente de Ámsterdam. La aeronave fue recibida con un arco de agua y para la posteridad quedó la imagen de Dajomes, medallista de oro en la categoría 76 kilogramos, con su cuerpo fuera de la ventana de la cabina y la bandera tricolor flameando en el recorrido por la pista del aeropuerto Mariscal Sucre, precedida de una acción similar por parte de Salazar, quien obtuvo plata en la categoría 87 kilogramos en la cita olímpica.

Publicidad

La caravana salió desde el aeropuerto de Tababela y recorrerá las principales avenidas del norte capitalino, en un bus que estará engalanado con los colores del tricolor nacional y las imágenes de las deportistas a cada lado de la unidad de transporte. Se dirigen al Estadio Olímpico Atahualpa.

En una parte del trayecto se permitió la subida del entrenador Walter Llerena y algunos familiares de las halteristas.

En la sala de protocolo fue el encuentro. Saludos efusivos de familiares y autoridades encabezadas por María Belén Aguirre, ministra del Deporte (e); el presidente de Concentración Deportiva de Pichincha, Jaime Ruiz; y el exmarchista Jefferson Pérez, oro olímpico en Atlanta 1996.

Emotivo encuentro fue también el de Neisi con su mascota, el can que en días pasados recorrió las redes sociales al acompañar en los entrenamientos a la campeona, el primero en recibir un cariñoso abrazo, incluso antes que su familia, con su hermana Angie Palacios, diploma olímpico en Tokio 2020 en la categoría 64 kilogramos.

Tamara también se reunió con sus seres queridos, familiares que saludaron a la carchense, provincia que sumó oro y plata en estos juegos, con la presea dorada del ciclista Richard Carapaz en la modalidad de ruta.

La reunión con Pérez fue un juntarse entre los máximos exponentes del deporte olímpico ecuatoriano, momentos de compartir experiencias y destacar la participación de las halteristas. Jefferson Pérez estará junto a las pesistas para una caravana que las acompañará hasta el estadio Olímpico Atahualpa para entregar sus primeras impresiones de un histórico logro deportivo. (D)