El galés Geraint Thomas, los colombianos Miguel Ángel López y Nairo Quintana y los españoles Enric Mas y Alejandro Valverde entrarán este domingo en liza como referencias en la edición 73 del Critérium du Dauphiné. El ecuatoriano Richard Carapaz es una de las grandes ausencias del pelotón a la prueba que es considerada un ensayo general para el Tour de Francia, que inicia el 26 de junio en Brest.

El banco de pruebas habitual para la Grande Boucle tendrá otras ausencias como a los eslovenos Tadej Pogacar (UAE-Team Emirates) y Primoz Roglic (Jumbo-Visma) y de los colombianos Egan Bernal, a punto de ganar el Giro de Italia, y Daniel Martínez, ganador del Dauphiné 2020, parte de un poderoso equipo Ineos Grenadiers que no confirmó al ecuatoriano Carapaz, sí a Thomas y Tao Geoghegan Hart, quienes serán parte del Tour.

La prueba que Ineos le asignó a la Locomotora previo a la ronda francesa es el Tour de Suiza, entre el 6 y 13 de junio, con lo que cerraría su preparación para acudir a la segunda gran vuelta del calendario ciclístico. 

El Dauphiné se correrá entre el 30 de mayo y el 6 de junio, serán 8 jornadas en las que el recorrido ofrece opciones para todos los gustos, especialmente a los escaladores, con tres llegadas en alto.

Publicidad

En la nómina de inscritos el Ineos presenta un equipo de altos vuelos con Thomas, ganador en 2018 y reciente vencedor del Tour de Romandía, Geoghegan Hart, ganador del Giro 2020, y Richie Porte. Aunque sin Carapaz ni Bernal, la escuadra británica aspira a todo.

Movistar Team presenta en cartel a Supermán López, ganador de la Vuelta a Andalucía, que suma al aporte de Enric Mas y Alejandro Valverde.

Desde Colombia otro candidato a tener en cuenta es Nairo Quintana (Arkéa Samsic), quien ofreció buen rendimiento ganando la Vuelta a Asturias.

El Dauphiné nos permite perfeccionar nuestra condición en modo carrera y podemos ver en lo que debemos trabajar todavía”, afirmó Quintana, cuya única victoria de etapa en la prueba se remonta a su primera participación, en el año de su debut profesional (2012).

El boyacense, de 31 años, estará al acecho dentro de un grupo de corredores que también disputarán los puestos de honor, donde se encuentran el español Ion Izagirre (Astana-Premier Tech) y los franceses David Gaudu (Groupama - FDJ) y Guillaume Martin (Cofidis, Solutions Crédits).

“El recorrido es difícil, eso me permitirá realizar esfuerzos largos que son esenciales antes de una gran vuelta”, apuntó por su parte Gaudu.

Publicidad

Vuelve al Dauphiné el cuádruple ganador del Tour Chris Froome (Israel Start-Up Nations), con el recuerdo de su grave lesión en 2019 y dispuesto a demostrar lo que parece improbable, que aún puede aspirar a resultados importantes.

Las etapas

Este año, el Dauphiné recupera su formato tradicional, diez meses después de una edición condensada en cinco días ganada por el colombiano Daniel Martínez, fichado poco después por el Ineos.

El recorrido unirá el Macizo Central y los Alpes. La salida se dará desde Issoire en una jornada apta para los velocistas, aunque deberán superar siete cotas, como en Saint-Haon-le-Vieux dos días después.

En medio de la carrera habrá una etapa de media montaña, con cuatro puertos puntuables, entre ellos el Col de Peyra Taillade, aunque lejos de meta. La etapa se decidirá en los últimos 15 kilómetros con la Cota de la Forêt de Pourcheresse.

El miércoles llegará el turno para los contrarrelojistas con los 16,5 kilómetros entre Firminy y Roche-la-Molière, para continuar con una oportunidad para los rematadores en Saint-Vallier.

Los Alpes decidirán el Dauphiné. La primera fiesta para los escaladores será la sexta etapa con meta en Sappey-en-Chartreuse, tras superar el Col de Porte.

El sábado 5 de junio la etapa reina, con el estreno en esta carrera de la cima de La Plagne, a la que se llega tras una exigente ascensión de 17,2 kilómetros al 7,6% de desnivel medio, tras superar previamente el Col de Pré y el Cormet de Roselend.

La última etapa puede ser decisiva, por lo que es posible que se mantenga la emoción hasta el último kilómetro. Serán 145 kilómetros donde se incluyen subidas exigentes: el Col de Aravis, la Colombière, la Cote de Châtillon-sur-Clusse y especialmente el durísimo Joux -Plane, escenario propicio para la batalla. Un día explosivo terminará en el balneario de Les Gets. (D)