Andrea Sotomayor, actual secretaria del Deporte, llegó al directorio del Comité Olímpico Ecuatoriano (COE) en el 2013 luego de la intervención a 41 federaciones ecuatorianas que lideró el entonces Ministerio del Deporte, que encabezaba José Francisco Cevallos, en el gobierno de Rafael Correa. Con el voto de los interventores se eligió una nueva directiva del COE, que pasó a presidir el viceministro del Deporte, Augusto Morán, quien sigue en el cargo. Tesorera de ese directorio fue Andrea Sotomayor, designada en el proceso de reelección secretaria del COE y luego ministra en el régimen de Lenín Moreno. El 11 de enero de 2018 Sotomayor presentó un pedido de licencia al COE, en cuyo directorio aparece como secretaria general, “hasta que dure en sus funciones” en el actual Gobierno (el próximo 24 de mayo). El miércoles pasado la funcionaria conversó con este Diario y consultada si pretende buscar la presidencia del COE respondió: “No lo niego, ni lo descarto”.

Usted cumplirá cuatro años como secretaria del Deporte. ¿Qué hizo para mantenerse tanto tiempo en el cargo?

Esa pregunta habría que hacérsela al presidente de la República (con quien tiene un parentesco político). Si me pregunta qué hice fue unir a los organismos deportivos y hablar con todos, dialogar, ver sus necesidades y hablar sinceramente.

Sin embargo, usted ha sido cuestionada por las intervenciones en las federaciones provinciales y federaciones ecuatorianas por deporte.

Publicidad

Cuando eran necesarias las intervenciones se hicieron, pero he sido partidaria de las intervenciones por respeto a la autonomía (de los organismos).

¿Hay seguimiento a los informes de Contraloría sobre el manejo de la Fedeguayas en la época de Pierina Correa?

Mientras estuvimos (con los interventores de la Secretaría del Deporte) sí, para conocer la evolución; ahora eso le toca al nuevo presidente de Fedeguayas, Roberto Ibáñez.

Se criticó que los delegados de su cartera de Estado llegaban a las presidencias de los organismos federativos.

En ninguna sucedió. Algo que aplicamos fue que no votáramos por nosotros mismos.

En las elecciones de Fedeazuay hubo denuncias de que desde la Secretaría se quiso ‘torcer’ el voto de las ligas cantonales

Publicidad

No ha trascendido eso, quizás porque no es verdad.

Andrea Sotomayor, secretaria del Deporte, conversó con este Diario, durante una visita que hizo al remodelado estadio Alberto Spencer el miércoles. Foto: José Beltrán

¿Qué saca a limpio en el manejo del deporte ecuatoriano?

Muchas cosas. Haber trabajado mucho por el deporte, llegar a los niños a través de un convenio con el Ministerio de Educación para que tengan actividad deportiva en sus centros educativos, eso cambió favorablemente la actitud de los niños.

La actual Ley del Deporte es calificada como estatista, ¿usted comparte ese criterio?

Sí. Se refleja en las federaciones provinciales, con tres delegados del Estado. Planteamos que tengan voz, pero no voto.

¿Eso está en el proyecto de la nueva Ley del Deporte?

Se está tratando el borrador en segundo informe y hemos participado con recomendaciones.

¿No es una tarea pendiente habilitar los Centros de Alto Rendimiento de Esmeraldas, Imbabura, y varios escenarios de Zamora Chinchipe?

Hicimos todo lo posible. Hubo una serie de situaciones respecto a su construcción; no se planificó para saber si se les podía o no dar mantenimiento.

¿Qué le recomendaría a quien la suceda en el cargo?

Que el Plan de Alto Rendimiento se institucionalice, que sea parte del costo corriente de la Secretaría del Deporte y no sea un proyecto de inversión.

El tema económico es un problema porque el Estado aduce no tener suficientes recursos.

Se eliminó el impuesto a las llamadas telefónicas, pero hay un incentivo tributario a empresas que inviertan en deporte.

Y aun así se buscaba ser sede del Mundial de Fútbol 2030.

Hubo conversaciones a nivel local con la FEF y también con los presidentes de Colombia y Perú para plantear esta idea a Conmebol y a la FIFA. Era una posibilidad de tres países.

¿Al salir de la Secretaría del Deporte vuelve al COE o se dedicará a su vida particular?

Regreso al COE. Tendré la oportunidad de ver a mis hijos y dedicarme a mi trabajo privado como economista agrícola.

¿Aspira a presidir el COE?

Dios dirá. No lo niego, ni lo descarto. Se viaja bastante y mis hijos han sido los grandes sacrificados (mientras ha sido funcionaria pública). En algún momento se analizó (presidir el COE); no lo descarto.

¿Cómo está su relación con el presidente del COE?

Bien. Hemos tenido divergencias que nos han separado, pero siempre con la cordialidad y respeto que son necesarias.

¿Cómo se pudo reconstruir la pista del Alberto Spencer?

Se concreta con la intervención a Fedeguayas (enero 2019). Hay una alianza público-privada con el Banco del Pacífico, que financia el material sintético de la marca Mondo. El Gobierno, a través de la Secretaría del Deporte y el programa 2030, financia la obra civil. Se arreglaron el coliseo (Voltaire Paladines Polo), y la pista de BMX.

Pero hubo problemas con la empresa que ganó el concurso para hacer la obra civil.

Fue con la primera empresa que ganó; no cumplió con los tiempos establecidos. Se cobraron las garantías y no hubo pérdida de dinero por parte del Estado.

¿Cuál es la inversión del Estado para tener la pista habilitada?

La obra civil, por la inversión del programa Juego Limpio, por $ 570.000. El costo se elevó porque hubo que arreglar las curvas. Luego hay una inversión de $ 600.000 de material sintético.

¿Por qué no se replica este tipo de pistas en otras ciudades?

Es una inversión grande para el Estado. Debe haber esa sinergia entre público y privado para poder tener estas pistas estratégicamente a nivel nacional.

¿Por qué hay diferencia entre lo que hace la actual administración de Fedeguayas y lo que no hizo Pierina Correa?

Habría que preguntarle a ella por qué no lo hizo si había muchas cosas que jugaban a su favor en algún momento. (D)