Luego del anuncio sobre la inauguración de la pista atlética en Azogues y que lleva el nombre de la actual secretaria del Deporte, Andrea Sotomayor Andrade, exdeportistas del Cañar alzaron su voz de protesta porque consideran que el escenario debió ser bautizado con otra denominación, además que no tiene las obras complementarias y tampoco es reglamentario.

A esa observación se une el presidente de la Federación Ecuatoriana de Atletismo (FEA), Manuel Bravo, quien tampoco comparte que el escenario cañarejo lleve el nombre de la actual funcionaria de Estado. “Dondequiera que se construya un escenario deportivo merece reconocimiento, pero en el caso de las instituciones deportivas debemos procurar que estos cumplan con las normas reglamentarias. No considero correcto que se ponga el nombre de la secretaria del Deporte, menos cuando los nombres nacen de gente que recibe salario y que son nombrados directamente, es decir, nacen fruto del adulo”.

“Imaginemos que la secretaria del Deporte hubiese cumplido con el proyecto de las 1.000 canchas por todo el Ecuador. Habría mil espacios deportivos con el nombre del funcionario de turno. Pensemos ahora que el Ecuador hubiese logrado la sede del Mundial de Fútbol como ofreció el Gobierno. ¿Qué nombre le hubieran puesto al torneo? Lenín Moreno o Andrea Sotomayor. ¿Cuál cree que hubiera sido la opinión mundial sobre eso?”, expuso uno de los directivos olímpicos con mayores éxitos en el Ecuador.

El dirigente nacional anticipó que la pista no podrá ser utilizada para competencias oficiales porque no tiene las medidas reglamentarias. “Me temo que esa pista no cumple con los estándares de longitud (tiene menos de 400 metros), tampoco con los peraltes (inclinación reglamentaria) y ángulos de circulación; es decir, no es apta para competencias oficiales y los resultados que se alcancen allí no servirán para homologar como marca nacional, menos tendrán reconocimiento de los organismos internacionales. La función de esa pista será recreativa lo que constituye una pena, porque en la crisis económica que atravesamos cada inversión debería procurarse potencializarse al máximo”.

“Es triste admitir que en el Ecuador se han construido varias pistas de atletismo en Rioverde (Esmeraldas), Carpuela (Ibarra), La Carolina (Quito), ninguna con base en los reglamentos internacionales de competencia, solo han buscado el efecto propaganda del momento”, añadió el dirigente azuayo.

Sobre el uso de la pista de Azogues, Bravo indicó que solo será recreativa. “Dependerá de la iniciativa, a lo mejor alguien se le ocurre dar más de cien vueltas hasta lograr los 42.192 metros de la maratón, o quizá otro correr los cien metros con curva incluida”. (D)