“Si tenemos que llegar a los penales (contra Argentina), quizás ahora estamos en ventaja”. La declaración la hizo en rueda de prensa Louis van Gaal, entrenador de Países Bajos, antes del duelo de cuartos de final contra la tropa de Lionel Messi, en el Mundial 2022.

Emiliano ‘Dibu’ Martínez, ‘máquina perfecta y maquiavélica’ que usa ‘tácticas abusivas’ contra cobradores de penales

Con Van Gaal en el banquillo la selección naranja cayó ante Argentina en una tanda de penales rumbo a la final de Brasil 2014. De ese capítulo también habló el adiestrador. “En la semifinal que jugamos contra Argentina en el 2014, Lionel Messi no tocó un balón y perdimos en los penales. Ahora queremos nuestra revancha”.

Mundial 2022: posible récord ‘maldito’ para el DT de Croacia, las marcas que fijarían Lionel Messi y Didier Deschamps, y una opción de campeón inédito

No hubo desquite. En Qatar 2022 Messi anotó un penal en el tiempo reglamentario, otro en la definición, y además Emiliano Dibu Martínez le detuvo dos cobros a Países Bajos con voladas espectaculares. Sin embargo, los dichos previos de Van Gaal calentaron el ambiente y aquello se notó durante el juego y tras la culminación del mismo.

Publicidad

‘Prendió la dinamita’

Sin proponérselo, Van Gaal encendió una chispa anímica en Argentina. Los que estallaron con más fueron fueron el golero Martínez y Messi. Pero el desgaste mental del portero del Aston Villa requiere tratamiento psicológico, en varias sesiones, antes y después de los compromisos del combinado en la Copa del Mundo.

El diario El País, de España, cuenta este lunes cómo tomó el guardameta los comentarios de Van Gaal. “En su habitación, el portero albiceleste Emiliano Dibu Martínez (Mar de Plata, 30 años) encendió el celular el día anterior y leyó declaraciones, que no le gustaron mucho. Hablaban de revancha después de perder contra ellos las semifinales de 2014 en los penales y de cuánto estaban ensayando desde los once metros por si el duelo volvía a resolverse en la tanda. El meta decidió sacar capturas de esas palabras, se las enseñó a su psicólogo y le dijo: ‘(Van Gaal) Prendió la dinamita’”.

Publicidad

Varias sesiones

¿Por qué fue al psicólogo a quien le mostró las capturas? Lo explica la nota del rotativo de Madrid. “Martínez pertenece a ese grupo de futbolistas que ha normalizado el uso del psicólogo. Recurre a él desde hace cinco años -dos o tres veces en la previa de los partidos- y lo dice abiertamente. En este Mundial, además, lo ha necesitado de manera muy especial. La derrota inicial contra Arabia Saudita (2-1) sumió a Argentina en el desconcierto y al meta, en la frustración”.

Publicidad

En septiembre del 2021 Martínez fue enfático en la prensa española: “Todo jugador necesita un psicólogo”. Y ese especialista acudió luego de la victoria 2-0 sobre México, por la segunda jornada del Grupo C.

“Yo especialmente sufrí mucho esos días hablando con mi psicólogo. Que me pateen dos veces y me metan dos goles (los saudíes) es difícil de tragar. Podía haber dado más”, reveló el arquero después del segundo choque mundialista.

Explotó él

Con la “dinamita prendida” por el estratega de Países Bajos, dice El País sobre Dibu Martínez, “el que explotó fue él, y para bien, en el duelo desde los once metros: detuvo los dos primeros lanzamientos, a Virgil van Dijk y Steven Berghuis (cada uno a un lado), y allanó el pase a semifinales”.

Publicidad

Fue “otra obra suya desde esa distancia (ya lo hizo en la Copa América de 2021) que recordó a lo que habían hecho en el pasado otros referentes de su país (Sergio Goycoechea y compañía), y que demostró que una de las claves de los nuevos aires de esperanza que corren en la albiceleste se encuentra bajo palos. Frente a Australia, en octavos, también evitó en el último instante un empate que hubiera causado pasmo”. (D)