Flamengo recibirá este miércoles a Barcelona SC, en la ida de las semifinales de la Copa Libertadores 2021, partido en que no podrá contar con dos de sus piezas claves, el uruguayo Giorgian De Arrascaeta y el lateral Filipe Luís.

Con lesiones musculares, los dos jugadores no participaron en los entrenamientos de esta semana y están vetados para el compromiso de este miércoles en el Maracaná, aunque sí deberán integrar el once inicial en el partido de vuelta, que se disputará el próximo 29 de septiembre en el Monumental Banco Pichincha.

Por otro lado, el entrenador del actual campeón brasileño, Renato Gaúcho, sí tendrá a su disposición al centrocampista Diego Ribas, quien ya está recuperado de un edema en la pantorrilla que ha sufrido hace dos semanas.

La comisión técnica también evalúa la situación de David Luiz, debido a que el defensa todavía necesita refuerzo muscular, aunque podría ser inscrito como suplente para el primer partido de la semifinal, mientras que el delantero Bruno Henrique igualmente se recupera de una lesión y su participación sigue como duda.

Para el compromiso, que será disputado en el estadio del Maracaná de Río de Janeiro, las autoridades brasileñas autorizaron la presencia de los hinchas, con un aforo limitado al 50 % de la capacidad total, lo que corresponde a cerca de 35.000 butacas ocupadas.

Igualmente llegó con una baja el equipo canario, que se desplazó el lunes en vuelo chárter. El estadounidense argentino ecuatoriano Michael Hoyos

El equipo guayaquileño logró recuperar de severas lesiones al defensa Mario Pineida, al centrocampista Bruno Piñatares y al atacante Adonis Preciado, por lo que se prevé que Bustos los incluya en el once inicial.

En la actual temporada de la Libertadores, Barcelona SC se ha mantenido invicto, pues en la fase de grupos derrotó por 0-2 a Santos y empató por 2-2 con Fluminense.

El vencedor de los enfrentamientos entre Flamengo y Barcelona SC se medirá en la final de la Libertadores con el ganador del duelo entre Palmeiras y Atlético Mineiro, que medirán fuerzas este martes en Sao Paulo. (D)