Ante una amenaza de paralización del gremio arbitral, Miguel Ángel Loor, presidente de la LigaPro, adelantó que los torneos nacionales no se paralizarán y abrió la opción de contar con árbitros extranjeros para dirigir las fechas 7 de la Serie A y 14 de la Serie B.

Los árbitros piden la cancelación total de sus honorarios, “correspondientes a los meses de mayo, junio, julio y agosto”; de no cumplir, “hemos resuelto no continuar prestando nuestros servicios profesionales en el campeonato LigaPro”, indicó el gremio en un comunicado.

Loor respondió y dijo haber llegado “la hora de hacerle frente a este problema y de no sucumbir ante la presión cuando hoy no se puede resolver de la manera que ellos quieren”.

El directivo habló de la “crisis mundial” por la pandemia y la afectación en los ingresos de la liga, motivo por el que “no se ha podido cumplir con los salarios”, aunque sí con los viáticos de los árbitros nacionales.

Loor indicó que LigaPro buscará otra solución”, y esta llegaría desde el exterior, con equipos arbitrales para continuar con los torneos de las series A y B.

Durante un conversatorio por la red social Twitter, Loor comentó la posición de los árbitros y, aunque aclaró que “nunca ha sido nuestro interés traer árbitros extranjeros”, dijo que, si “no nos queda otra opción”, es una posibilidad abierta para los torneos nacionales.

Tenemos que buscar alternativas, pero la Comisión Nacional de Arbitraje de la Federación Ecuatoriana de Fútbol es quien los designa”, señaló el directivo.

Loor agregó que “la comisión deberá entregar la planificación y delegar a quienes quieran pitar”, con la aclaración final de que el reglamento de LigaPro permite árbitros extranjeros”. (D)