El principal adversario de El Nacional en la temporada 2021 son las deudas. El pasado 2 de marzo, la Comisión Disciplinaria de la Federación Ecuatoriana de Fútbol detalló mediante un comunicado una deuda que ronda los $ 300.000 y que por esto está suspendido de debutar en la serie B de la LigaPro.

Uno de los montos que adeuda son de $ 175.727,98 a AFNA, pero el ente rector del balompié de Pichincha solo pide el pago de una cuota vencida por $ 13.500 para pedir a la FEF que levanten la suspensión y que pueda debutar el jueves 18 de marzo (19:00) frente al América de Quito.

Los otros rubros a nombre de Ramiro Salazar, a cargo del cuerpo técnico del DT colombiano Eduardo Lara, quien dejó el club en junio pasado, son los correspondientes a tres cuotas vencidas de cuatro previstas, por un monto de $ 97.500. Otros estrategas están en lista: el uruguayo Eduardo Favaro, con la quinta de 10 letras establecidas, está por un monto de $ 6.924,47; y el extécnico de la reserva, Pablo Amaya, a quien se le adeudan las cuatro letras establecidas, con un monto de $ 6.305.

Nicolás Vega, gerente de AFNA, detalló que son “valores que el club ha acumulado por varios años (…). La deuda se viene acumulando desde la época del (expresidente) Tito Manjarrez, con quien llegaron a un acuerdo de pago, pero no se ha cumplido”.

Y precisó: “Las deudas de los rojos son por el alquiler del estadio (Olímpico Atahualpa), impuestos que se generan por la actividad deportiva, multas e incluso las cuotas sociales a AFNA, que es el rubro menor”.

“Con el directorio actual se firmó un compromiso de pago, pero tampoco se ha cumplido. En febrero, Lucía Vallecilla (presidenta del club) nos pidió firmar un nuevo convenio de pago porque los derechos de televisión son menores en el B (…). Entendemos que la presidenta de El Nacional está haciendo gestiones para cubrir la deuda para que la sanción sea levantada”, agregó Vega, en diálogo con la radio quiteña La Red.

Y expuso: “Hay clubes que también mantienen deudas con AFNA, pero los valores y el tiempo de las deudas son mucho menores que las de El Nacional. Además, han ido pagando sus obligaciones y por eso con ellos no hay problema (…). Hicimos un gran esfuerzo y aceptamos las condiciones que nos pidieron los directivos del rojo sin poner objeciones, ahora esperamos que cumplan”. (D)